Se viene Halloween, y si lo que buscas es una maratón que te deje despierto y con miedo hasta del secador de pelo ¡Te invitamos a ver (o volver a ver) estas increíbles películas!

1.- Reincarnation/ Rinne (2005): 

Lo bueno de las películas asiáticas es que la calidad del plot twist es tal que uno puede contar hasta casi el final de la película sin hacer necesariamente spoiler.

Dirigida por Takashi Shimizu (a quien veremos un par de veces más en este listado), narra la brillante idea de un director de filmar una película acerca de una masacre ocurrida en un hotel, donde un profesor de universidad mata sin piedad a once personas, incluyendo a su mujer e hijos y finalmente se suicida, grabándolo todo en un video como único testimonio. Para el rol de la hija del profesor -la última en morir -elige a la actriz Nagisa Sugiura, entre otros actores a través de un criterio súper raro: los escogidos podrían ser la reencarnación de las víctimas de esa masacre. Lo que no sabe el director es que el profesor asesino también está entre los encarnados.

 

2.- La llamada Perdida (1, 2 y 3) / Chakushin Ari (1,2 y 3): 

Esta seguramente la conocen, porque hubo un remake sin mucho éxito, pero no le hagan el quite a la original, dirigida por el gran Takashi Miike.

La historia la conocen todos: recibes una llamada con un ringtone que no es el tuyo, y aparece un mensaje en el buzón de voz, con tu número como remitente y una fecha en el futuro. El audio será la última frase que digas antes de morir.

Si recomendé las tres, fue porque a diferencia del cine occidental, a los orientales no les interesa erradicar las maldiciones, entonces esta historia puede ser retomada desde cualquier punto, además las 3 películas tienen directores distintos, por lo que cada cual aporta un detalle a la maldición, que se va modificando (de hecho en la tercera puedes pasarle la llamada a otra persona para salvarte). Y eso ofrece un abanico bien amplio de muertes (los japoneses sobre todo se esmeran en estas cosas).

 

3.- Ju-on: The Begining of the end (2014): 

Las películas de Ju-on son caleta, pero voy a recomendar esta porque está en Netflix. Les dije que íbamos a encontrarnos más veces con Takashi Shimizu, y bueno, esta es su película regalona.

A los Japoneses les gusta muchísimo el tema del odio, entonces cuando comenzaron a aparecer las películas de “El Grito”, causaron furor. Se le compara con el Aro por la manera en la que actúan, pero a diferencia de la maldición de Sadako, no hay manera de salvarse de Kayako. Al principio es lenta, pero luego te deja con esa sensación de “qué es lo que acabo de ver…”

 

4.-  Confessions /Kokuhaku (2010): 

Esta película es muy cuática. Apta para ojos pacientes porque es lenta y no ofrece tanto gore, pero satisfacción garantizada al final, esta pequeña joya de Tetsuya Nakashima explora el mundo del terror y la venganza de un modo tan increíblemente sutil, que no puedes creer el grado de ingenio y creatividad. Si bien fue súper galardonada en Japón, no pasó la preselección de la Academia para optar por el Oscar a mejor película extranjera, sin embargo se merece todo.

Yuko Moriguchi ha perdido a su hija pequeña, muerta en lo que parecía ser un accidente. Sin embargo ella confiesa que ha descubierto a los dos alumnos que la mataron, y pone en marcha su cruda venganza.

 

5.- Train to Busan: 

Un éxito en cines y en nuestros corazones cinéfilos. Train to Busan es sin duda una de las mejores películas de zombies del último tiempo, ya que combina la complejidad de una historia que no siempre es fácil de entender, con el ataque de estos verdaderos monstruos. La comentamos en su momento en Nerdix, y ahora con todo el cariño del mundo se las recomiendo. Dirigida por Yeon Sang-ho, una película ágil (pese a ser asiática) y llena de zombies rápidos.

 

6.- Tag /Onigokko Riaru: 

Del maestrísimo Sion Sono, Tag es una de esas películas que hay que ver con atención, porque a este director (conocido por la fanaticada por “el club del suicidio”) no le importa nada, pero nada.

Tag está llena de inexplicable y bien recibido gore y al final da un giro de aquellos para irse en una volada existencial rarísima, pero súper disfrutable. Mitsuko es una escolar que va en bus con sus compañeros a un paseo, de la nada caen plumas, se agacha a recoger un lápiz, y una ráfaga de viento vuela la tapa del bus y las cabezas de todo el curso… y el resto es la cruzada de Mitsuko (y nuestra) para entender de qué se trata la película. Atentos al trailer porfa, que es de oro.

 

7.- Three… extremes: 

Un favorito personal. Todo el mundo debería ver esta película. Una obra de arte para cualquier fan del cine y del terror (memocioné).

Más de alguno recuerda los “Masters of Horror”, donde cada capítulo era una película dirigida por un reconocido nombre del terror. Asia hizo más menos lo mismo pero le dio 3 cortos a 3 increíbles directores… con plena libertad creativa.

Así nace “Three… Extremes”, una cinta con los aportes de Takashi Miike (Box), el director de Old Boy Park Chan-Wook (Cut), y el genio grotesco y social de Fruit Chan (Dumplings).

 

8.- Imprint: 

Ya que me acordé de los Masters of Horror, les voy a recomendar el capítulo de Takashi Miike. Siendo el número 13 de la primera temporada de la serie, lo curioso es que fue el único capítulo que no fue emitido en televisión, porque a Showtime le preocupaba su perturbador contenido. Luego fue lanzado en DVD.

 

9.- Exte: Hair Extensions

Yo sé que tratándose de Sion Sono yo debería recomendar algo como Cold Fish, pero yo les tengo fe y asumo que ya la vieron. Hair extensions la comenté hace poco con el buen Cinestro y tiene todo lo que uno espera de una película para Halloween: es asquerosita e inquietante.

Como les dije antes, a Sion Sono no le importa si uno entiende o no sus películas, y eso ayuda ene a disfrutarlas, porque al principio uno pelea un poco con ellas.

Esta peli  se trata de Extensiones de pelo (duh!), de crueldad y de muertes sin razón aparente. Con un bizarro sentido del humor y escenas que de verdad chocan, sólo les diré que van a querer saber de dónde sale lo que se ponen en la cabeza.

 

10.- Cinderella: 

Dirigida por Bongman-Dae (Handphone) el año 2006, en Cinderella nos encontramos con un grupo de amigas, y a la mamá de una de ellas que es cirujana plástica, por lo que a veces las “enchula”. Lo bakan de esta película es que en todo momento te engaña, y nada pero NADA tiene sentido. El final es una cosa súper retorcida, y la elegí porque en este listado predomina Japón y porque de verdad si les gusta ver muertes y una trama cuática, entonces estamos bien.

 

BONUS: SADAKO vs KAYAKO.- 

Como Bonus les voy a dejar esta película que nica los va a asustar, pero que de todos modos ofrece un rato interesante.

Con una cantidad incontable de remakes, versiones alternas y otras realidades, ya llega un momento en no queda mucho más que hacer con las sagas así que las opciones son tres: vendérselas a estados unidos, enfrentarlas entre ellas… o hacer ambas cosas.

Así es, Japón trata de despedirse de dos de sus figuras más emblemáticas en el mundo del terror con esta película que no sólo es rara sino que además ofrece la peor de todas las ideas: mezclar maldiciones.

Plagada de humor negro y referencias a otras cintas, igual se defiende, y si bien no es precisamente  una joya del género, igual  hay que verla.

¡Comenta!