Sin duda una de las mujeres más notables del mundo de la Ciencia Ficción, el cine y sobretodo de género Survival es la Teniente Ellen Ripley, que fue tripulante, luchadora, ícono pop y madre y padre (de un Alien) a la vez.

Interpretada por la brillante Sigourney Weaver, hace su aparición por primera vez como suboficial de vuelo del Nostromo en Alien, el octavo pasajero (1979), siendo la única sobreviviente de la primera lucha contra el Xenomorfo, a quien volvería a enfrentar en la icónica Aliens (1986). Años después la franquicia retomaría el vínculo entre la mujer y el monstruo en Alien (1992), con la escena clásica del Xenomorfo besando “a su mamá”.

Si bien la participación de Ripley termina en Alien:Resurrección (1997), se hace referencia a ella en otros medios, ya que tal como sucede con muchas sagas y franquicias, Alien pasó del cine al cómic, e incluso a los videojuegos, y nuestra querida Ellen Ripley pudo añadir capítulos a su biografía en otras plataformas.

Alien vs. Predator vs. Terminator 

Así es, en un momento “de iluminación”, la editorial Dark Horse, decidió hacer algo así como un Royal Rumble con sus monstruos y el año 2000 publicó esta historia de 4 números en la que Ripley aparece caracterizada como un clon (pero igual de empoderada y repartiendo balazos para todos).

 

Más que la Madre del Monstruo 

Ellen Ripley rompió con el molde de las mujeres en el mundo de la Ciencia Ficción de la época, ya que no se limitó a huir, sino que apenas podía devolvía los golpes. Se convirtió en la heroína creada con el estereotipo del héroe: fuerte, valiente, práctica y a la vez noble y empática, dispuesta a ir al sacrificio por proteger a otros y sin esperar ser salvada.

¡Comenta!