Neil Gaiman es un autor reconocido, principalmente por su aporte al mundo del cómic, con obras como Sandman, Corazón de Arlequín y Orquídea Negra, sin mencionar las adaptaciones de sus libros (considerando que el 2017 verá la luz “American Gods” como serie). Con la particularidad de volver la fantasía en algo oscuro y sofisticado, y al mismo tiempo sembrar una crítica al mundo que lo rodea, el año 2002 el autor inglés publica “Coraline”, que tendría su adaptación al cine el año 2009.

Coralinegif6

Dirigida por Henry Selick (The Nightmare Before Christmas), fue la primera película producida por el estudio Laika (que luego realizarían Paranorman el 2012 y Kubo en 2016), y arrasó con la crítica, recibió premios, nominaciones al Oscar y éxito en taquilla.

Para quien no la haya visto, narra la historia de una niña llamada Coraline Jones, que se muda a una antigua casa dividida en departamentos, llamada “El Palacio Rosa”, que está habitada por singulares y viejos vecinos. Los padres de Coraline son escritores de catálogos de jardinería -y que sin embargo odian trabajar la tierra -y no tienen tiempo para ella, ya que están en pleno proceso de edición y revisión. Ignorada, la niña comienza a explorar la casa, y encuentra una pequeña puerta, que la llevará a un mundo totalmente mágico, donde todo lo que le molesta no existe, donde sus padres la miman más y su madre crea constantes maravillas para ella. Pero por supuesto no todo es lo que parece y Coraline comprenderá que hay que tener mucho cuidado con lo que se desea.

Coralinegif4

“Huya. Se apropiará de su vida, de lo que es y de todo lo que le interesa, y le dejará sólo niebla y bruma. Se llevará su alegría. Un día, cuando despierte, no tendrá ni alma ni corazón. Será usted una cáscara, una voluta de humo, y se convertirá en un sueño al despertaro en el recuerdo de algo olvidado. Hueco.” 

Adaptar este libro no resultó tan fácil, ya que tiene diálogos y escenas muy angustiantes como para el ámbito cinematográfico. Se incluyó el personaje de Wybie, ya que en el libro sólo aparece mencionado como el niño que vivió antes en esa casa. La relación de Coraline con el gato es mucho más directa, y el entorno es muy poco brillante y decadente desde un comienzo. No hay pequeños ratoncitos mágicos, sino ratas de colmillos afilados. Coraline viaja una sola vez al otro mundo, y sus padres quedan atrapados desde el principio, obligándola a subsistir por su cuenta durante un par de días. Sin embargo los cambios lograron dar con la sensación que Gaiman pretendía describir, una niña con una sensación de carencia, atraída por lo llamativo de este ser que no quiere más que hacerle daño para poder subsistir.

coralinegif2

¿Recomendable? De todas maneras. Es una buena historia, bien desarrollada y bien dirigida, y pasa con el libro lo mismo que con “El secreto de sus ojos”, que si bien son la misma historia, funciona muy bien narrada desde estas dos “versiones”.

Coralinegif5

En resumen la película tiene los elementos característicos de la literatura de Gaiman. Personajes interesantes, irreales pero totalmente plausibles a ojos de un niño. Magia circulando libremente y sin necesidad de darse a entender. Diálogos con frases certeras, problemáticas sutiles, pero profundas (ya que todo esto se origina de la exagerada sensación de abandono, que todo niño experimenta al sentirse ignorado por sus padres, quienes a su vez, trabajan para él). Y la genialidad de Selick, con esos personajes alargados, y secuencias que recuerndan demasiado a su trabajo anterior, que finalmente se convierten en su sello.

Coralinegif1

¡Comenta!