Alfred Hitchcock definió la película Psicosis como “un homenaje a la obra de Robert Bloch” y mientras lo leía no podía evitar pensar en quienes fueran fanáticos del libro “antes de la película”. ¿Qué habría pasado si este fenómeno se hubiese dado en la actualidad? Si Psicosis hubiera sido una de las tantas películas inspiradas en obras de culto. Porque la verdad es que es un homenaje que se aleja de las páginas del libro en varias ocasiones.

Primero que todo, Psicosis no nació de  la nada, sino que fue inspirada en la “vida y obra” de Ed Gein, un asesino y saqueador de tumbas, declarado como enfermo mental y que mantenía una represiva relación con su madre. Gein, al igual que Norman Bates, mantenía “trofeos” de lo que moría  a su alrededor. Sólo que lo que Norman hacía con la taxidermia, Gein lo llevaba un paso más allá: robaba cadáveres de mujeres recién fallecidas, los evisceraba y confeccionaba tazones y ceniceros con sus huesos. Al igual que a Norman, a Ed Gein lo descubrieron cuando cobró su única víctima: una mujer reportada como desaparecida.

Una de las cosas que decepcionan un poco de leer el libro, es que la película funciona como un spoiler gigante. A diferencia de Hitchcock, Bloch no sólo te presenta a Mary Craine, sino que te lleva a empatizar con ella. A entenderla. Por eso, uno sufre un poco cuando ella llega al motel Bates. Por otro lado, Norman Bates es un hombre gordo y medio calvo, no precisamente viejo, pero de aspecto extraño. Alejado de la interpretación de Anthony Perkins (brillante, sin duda) y otro punto importante: Durante todo el libro, Bates mantiene conversaciones con su madre, y ahí otra vez la película actúa como spoiler.

La obra tiene el sello de Lovecraft, en el sentido de que -fiel a su estilo -no es un texto que guarde frases rescatables, o haga grandes reflexiones, pero te lleva durante sus 183 páginas en ese espiral hacia la locura, tan palpable al final, con esa sensación de que era previsible, pero en ningún caso evitable.

Tal como se suponía, la película dejó la escoba en su momento, y se ha convertido en uno de los referentes del cine por varias razones, tanto así que es considerada como una precursora del Slasher.

Y este tráiler tampoco habría funcionado en la actualidad, pero loco, véanlo:

 

La recomendación está más que hecha. La película y el libro se presentan por sí solos, pero los recomiendo de todo corazón. Sobretodo el libro que es bien interesante, te toma y te lleva a través de la cabeza de Bates, te hace partícipe de las discusiones, te sitúa entre él y Mary (Marion en la película), puedes percibir su incomodidad con Sam. Y como dice un personaje “Resulta curioso lo distinto que funcionan las cosas en la vida real. Nadie de nosotros sospechaba la verdad, simplemente fuimos dando tumbos hasta que hicimos lo correcto por las razones equivocadas.”

**Como dato, Psicosis tuvo otros remakes, adaptaciones, una serie y dos secuelas, la mayoría bastante interesantes, sin embargo estas fueron realizadas en base a la película y se desligan completamente del libro.

¡Comenta!