Es difícil -pero no imposible -encontrar películas animadas que reflejen el horror del modo en que lo hace Perfect Blue. 

Alguna vez hablamos y recomendamos la banda sonora de esta película del año 1998, dirigida por el desaparecido Satoshi Kon, pero no podíamos dejar pasar Octubre sin recomendar esta inquietante historia acerca del precio de la fama y del intrincado proceso de “crecer”.

perfectblue4

La historia se centra en Mima Kirigoe, una de las integrantes más queridas de la banda de pop CHAM, que se despide de su fiel público para iniciar una carrera como actriz. Mima desea “dar el paso”, lejos de los micrófonos, las coreografías y los mini vestidos. Pese a que es feliz en el grupo, desea crecer y ser vista con seriedad.

 Siempre estoy mirando “El cuarto de Mima” 

Una de las cosas más llamativas de esta película es l amanera en la que contrasta el mundo brillante sobre el escenario, con la solitaria vida de Mima, muy lejos de la luz, buscando su lugar en el mundo, en un pequeño cuarto lleno de recuerdos. Demasiado grande para el mundo de las idol, muy pequeña para ser actriz. La joven se encuentra en ese limbo extraño entre la zona cómoda y el nuevo proyecto. El mundo de los medios es cruel y la manipula constantemente, por lo que Mima se verá enfrentada a la dolorosa labor de “ceder”. De prestarse a hacer aquello que no quiere para conseguir cambiar su imagen frente al mundo. Entonces llega a este sitio web llamado “El cuarto de Mima”, donde alguien parece conocer su rutina al pie de la letra, haciéndola sentir observada e insegura.

perfectblue2

Dada la fecha de la producción, el uso de internet aún era muy primitivo, lo que permite que su participación en pro de la trama sea clara, concisa y determinada, pero nunca determinante (al menos para Mima).

Mima contra Mimarín 

Uno de los mensajes fuertes en la película es el relativo a la “cosificación” de Mima, y el uso de su imagen y de su cuerpo con fines estratégicos por la industria.

Luego de grabar una escena fundamental para su cambio de imagen, pero que golpea severamente su amor propio, Mima se empieza a desmoronar. Comienza a sentir cómo su mente la acusa de haberse traicionado a sí misma.

perfectblue3

“ya no puedes retroceder hacia esa luz” -le reclama, y Mima -confundida y desesperada -comienza a darle cada vez más fuerza a esta construcción en su cabeza, que la aferra fuertemente al pasado.

La culpa, el miedo a los nuevos retos, la dependencia de la opinión ajena y la falta de la propia determinación se mezclan con dos tipos de obsesiones: la mujer y el ícono.

perfectblue1

Si no la ha visto, véala, y si ya la vio, no la olvide, porque es una gran película.

¡Comenta!