Kokuhaku en realidad es un Thriller de 2010 dirigido por Tetsuya Nakashima (Kamikaze Girls), que sin falta aparece en todos los listados como película de terror ¿Pero es tan buena como dicen?

Basada en un ensayo teatral, Confessions se pasea durante 106 minutos por uno de los tópicos más comunes de las producciones japonesas: la desgastada calidad humana de los jóvenes.

kokuhaku1

Yuka Miyaguchi ha iniciado su venganza en contra de dos alumnos a los que acusa de haber matado a Manami, su pequeña hija de 4 años, revelándoles su terrible plan. Durante un tiempo se hizo común esto de las películas donde se critica la crueldad de los escolares, como Battle Royale, y la sinopsis te hace creer que estás ante “una de esas películas”. Sin embargo, Kokuhaku es mucho más que eso.

Confesiones/Justificaciones/Victimizaciones

Sin muchas escenas de acción y centrada en larguísimas narraciones, resulta ser una historia increíblemente bien hecha, y desde la tribuna de sus participantes va tomando forma a través de estas confesiones, todas hechas en base al plan de Miyaguchi y arrojando sorpresa tras sorpresa.

kokuhaku3

Durante toda la película repiten el mensaje de “valorar la vida”, pero en realidad hay muy poco de eso. De hecho, habla de no guardar rencor (sobretodo con un asiático. Son brígidos).

Confessions se da mil vueltas, pero de verdad es muy recomendable, con esos giros de trama severos, que a los cinco minutos del final te cambian toda la película. Y de cara a los créditos finales, vuelve a cambiar.

confessions-2010-film-images-910e5170-11d5-41fe-941b-a2d935903f3

Eso es lo bonito del terror psicológico, que el único monstruo de la película son sus protagonistas.

¡Comenta!