Estrenada el año 2011, Hwaiteu: Jeojooui Mellodi (dirigida por Kim Gok y Kim Sun), es una película de terror en teoría para adolescentes, pero que dentro de su simpleza y aparente frivolidad tiene harto qué mostrar.

La sinopsis te cuenta casi toda la película: Pink Dolls es una banda de chicas, no muy exitosa, compuesta por los distintos estereotipos (lo que en occidente se hizo con los Boy Bands) : Está la ruda rapera, la bailarina, la bonita y la que canta bien, que llegan a un estudio ultra bakan, comprado por el enigmático Sr. Choi, después de un incencio y a muy buen precio (y ahí uno ya sabe que las cosas no van a terminar bien).

white3

Mientras hacen aseo, Eun Joo (la Bailarina), encuentra un VHS rotulado “White”, con una canción y un baile bastante buenos, que podrían sacarlos del mal momento. Y de hecho así es, porque una vez que la canción sale al aire, Pink Dolls se vuelven muy famosas. Pero la canción tiene un detalle: está diseñada de modo tal que debe tener una voz principal. Y ahí empiezan los problemas.

Me podría poner mentirosa y decirles que desde aquí la película se vuelca al estereotipo de que todas las mujeres pelean “sucio” entre ellas y se pegan puñaladas, se alteran el maquillaje con químicos, filtran fotos/videos en redes sociales para que las otras queden mal y esas cosas. Pero así es el mundo del espectáculo y seamos honestas: así son muchas mujeres.

white4

Las Pink Dolls empiezan a pelear por el puesto de cantante principal, que será quien llevará la peluca de White. Se sacan cosas en cara, sobretodo a Eun Joon, no sólo por ser una bailarina “ascendida” a cantante porque el patrocinador le tenía ganas, sino porque es la mayor del grupo. Pero es la más clever, así que la miras y dices altiro “ésta es la que va a vivir”. Pero los asiáticos son bien caprichosos, y nos hacen dudar de nuestras certezas durante varios momentos de la película, ya que todo pasa mientras la carrera de las chicas avanza entre programas, sesiones de fotos y videos. Cada vez que son escogidas como cantante principal, sus vidas corren peligro en terribles (y creativos) accidentes, pero por alguna razón ellas no lo asumen.

jumpscarw1

De repente Eun Soo y su amiga (que es una cantante bakan que no quiso ser idol porque le rompieron el corazón), comienzan a descubrir pistas dentro de la canción, que las llevarán a la terrible historia detrás de White.

Un incendio, un suicidio, una joven pero competitiva promesa musical. Una chica que luego de ser bailarina asumió como parte de la banda, y pese al acoso de sus compañeras fue nombrada cantante principal luego de una misteriosa reunión con el patrocinador (el padre del patrocinador actual). Con todos estos datos, Eun Soo ve reflejada su propia historia, sin darse cuenta de que la maldición está muy lejos de terminar.

white5

¿Lo que me gustó? Que pese a todo tiene una trama bien desarrollada, jumpscares bien puestos y una historia verdaderamente interesante sin tener que exagerar en efectos. La película es rápida (para ser asiática), y eso la hace dinámica, y hace disfrutar mucho más los giros de trama (que son varios y sorprendentes).

La manager es IGUAL a Gackt. No se puede trabajar así.

¿Lo que no me gustó tanto? Si bien una de las virtudes de la película es su velocidad, también comente errores ligados a esta característica: como avanza tan rápido, muchas cosas quedan sin explicar, por lo que se ve obligada a agregar minutos que bien podrían no haber estado. Y que nunca empatizas con las cabras. Todas te caen mal, toda la película, entonces uno no lamenta mucho las cosas que les pasan.

**Nota al margen: Hay personas que comparan esta película con Densen Uta (la canción del suicidio), una película japonesa de 2007, que en verdad no tiene nada que ver con esta. En Densen Uta la canción mata a todo el que la cante, pero White va más allá de la canción, ya que lo que se discute es el poco reconocimiento de su verdadera autora.

 

 

 

¡Comenta!