De seguro más de alguno de ustedes entró a esta nota porque también estuvo frente al televisor por esos años, y vio uno de los falsos documentales más terroríficos del universo: “Abducción Alien; Incidente en Lake County“. Si, falso porque podría apostar que más de alguno creyó que esto era verdad por ser una de las primeras películas del género “found footage” (esas donde todo está registrado en una cámara).

Si bien, el género found footage tuvo como pionera a ‘Cannibal Holocaust‘ y otras películas polémicas del underground, no fue hasta 1997 cuando ‘La Abducción McPherson’ hizo de la técnica algo rentable y atractivo para las empresas. De ahí para adelante comenzamos a ver éxitos taquillas como ‘The Blair Witch Project‘, y más tarde ‘REC’, ‘Paranormal Activity‘, etc, etc. Así que podríamos decir que no solo es una-película-que-nos-marcó a tod@s por ser creada en el auge del “nuevo milenio” y la llegada de los extraterrestres, sino que ayudó a engendrar una técnica que hasta ahora nos ha dado horas de entretención en una larga lista de títulos que van desde fantasmas y posesiones satánicas, hasta zombies y vampiros.

Y da lo mismo que hayamos caído en esa vil mentira de que una familia fue raptada por grises (así se llaman según los expertos), porque fue una de las ideas más originales y cool de la década. Además, les recuerdo que por esos años –y sin el poder informativo de internet–, no teníamos como saber si la cinta era verdad o no. Así que el suspenso no llegó a su fin hasta varios años después cuando uno podría recién conectarse a internet a través de la línea telefónica y descubrir la verdad en Altavista (cuando aun ni siquiera nacía google).

Como sea, y para que vayamos recordando de que se trataba esta historia de “marcianitos verdes” y familias sureñas, su querido amigo Cinestro les hace un resumen:
Jueves 27 de noviembre de 1997, Día de Acción de Gracias. La familia McPherson, de Lake County se prepara para la cena en compañía de algunos amigos en donde destacan los cuñados, las hermanas, una sobrina irritable, un hijo nerd que graba todo con su cámara de mano (protagonista), y una mamá alcohólica que no suelta la copa de vino.

Los incidentes comienzan a ocurrir a eso de las 18:00, cuando unas extrañas luces aparecen cerca de la casa. Y es a partir de ese momento en que la familia se ve atormentada por extraterrestres, que de privacidad no entienden nada. Heridas espontáneas, ruidos misteriosos, y muchos efectos especiales caseros hacen de esta velada algo extrañamente terrorífico.
Así por contarles algo: por esos años estos registros fueron revelados por la cadena UPN en todo Estados Unidos, y posteriormente al resto del mundo. Se hizo tan popular que la gente se alarmó más de la cuenta, y se organizaron grupos que buscaban –entre otras cosas– la verdad tras la desaparición de la familia McPherson. Los correos inundaron las cadenas de televisión, el sheriff del condado que aparece en el video (si, él era de verdad) estaba aburrido de decir que la famosa familia nunca había existido, y que lo dejaran en paz. Osea dejó realmente la escoba, vendió millones, y encima se rodó con un presupuesto súper pobre.

The origins of marcianitos

Vale la pena decir que esta cinta popular tuvo una primera versión el año 1989 del mismo nombre, y que actualmente es un título de culto entre los fanáticos del género. Ustedes entenderán que por esos años esta grabación era el típico VHS oculto que te lo mostraban por debajo del escritorio en los videoclub, ya que era poco conocido sobre todo en una góndola llena de estrenos hollywoodienses. Cuando cacharon que se arrendaba harto, decidieron hacer una nueva versión el año 1997 con mejores efectos y mejor calidad de imagen, y es precisamente de la que estamos hablando ahora en esta nota.

Aquí les dejo la versión original completa y gratis en youtube:

La nostalgia se sirve en terror

No sé ustedes, pero tengo ese recuerdo intacto de estar acostado viendo la TV, atónito por lo que estaba ocurriendo, pensando que “quizás al canal se le había filtrado un documento prohibido”, un archivo clasificado del FBI (inserte X-Files), qué se yo…y uno aquí en chilito sin poder hacer nada con tanto información.

Al otro día, contar la película a los compañeros era sencillamente una delicia; todos se morían por saber sobre la mítica cinta del “rapto extraterrestre”, y para cuando saliera el Album de Salo “Invasión Alien” en 1999 ya todos íbamos a ser expertos ufólogos, porque presenciamos en cámara como una familia norteamericana había sido abducida. Osea el tema extraterrestre pegó fuerte, y uno tenía que ser parte de eso y estar preparado para cualquier cosa que pasase en caso de emergencia terrícola.

Igual siendo justos, creo que lo más mula es la actuación, porque de verdad pareciera que el elenco lo sacaron de una recreación de “Aló Eli”. Pero si dejamos de lado eso, creo los efectos son humildemente bien ejecutados, y aun no sé si son los “enanitos verdes” que aparecen al final, o la posición de la cámara antes de la abducción lo que aun hace que se me pongan los pelos de punta. Y es raro porque ya han pasado veinte años de eso (recojan el carnet porfis).

Más allá de lo que pueda significar hoy en día (quizás algunos niños millennials hasta lo encuentren absurdo), “La Cinta McPherson” es parte de lo que me (nos) hizo creer que las peores pesadillas no solo vienen de abajo de la cama, sino que algunas pueden aterrizar desde otro planeta al patio de tu casa esperando que salgas a mirar.

¿La vieron?, ¿La quieren ver?. Nerdix se las deja aquí:

¡Comenta!