Hace algunos días nos enteramos de la refrescante noticia: Electronic Arts desactivaba el sistema de micro-transacciones del juego, a puertas de su lanzamiento – y es que el descontento no se hizo esperar en las redes sociales, donde los fanáticos ya estaban más que decepcionados, antes incluso de recibir esta nueva entrega en la saga de Star Wars.

En un comunicado oficial, el estudio valoró la “pasión” con la que la comunidad los “hizo pebre” en internet y anunció que se retiraría temporalmente el maquiavélico sistema de pagos como una forma de mejorar la experiencia.

 

¿Un parche antes de la herida?

En un movimiento sin precedentes EA supo anticiparse a la ira de su público, lo que plantea un interesante dato a tomar en cuenta para el futuro de la industria y la relación con los consumidores.

Pero “ojo, esternón, clavícula” que esto es sólo una solución temporal, ya que tras un re-diseño se volverán a incluir las opciones pagas, probablemente en forma de ítems estéticos o bien “star cards” concretas y paquetes de ítems para darle una “manito de gato” a nuestros personajes.

Independiente de los cambios finales y cómo se comporte EA en el tiempo, sí podemos afirmar con todas sus letras que la comunidad de jugadores ha recuperado una pizca de poder. En lo personal me parece esperanzador y, aunque el modelo “Pay to Win” o “Pay to rush” estén lejos de desaparecer, nos hace creer en que el cambio es posible.

Buena Semana a Tod@s!!

¡Comenta!