Las producciones de Netflix, a diferencia de las realizadas para la TV deben su éxito gracias a un factor muy importante: el público al que están dirigidas. Su contenido es “R”, lo que significa que tiene violencia explícita, como sangre, golpes, muertes y sexo, lo que hace que el espectador sienta más real la trama que está presenciado.

Precisamente este último toque es lo que no habían tenido las series de Marvel que se emiten por el canal ABC en USA. Agent Carter tuvo una mega producción y una gran inversión en efectos especiales, pero no fue suficiente para los televidentes y la producción, por lo que fue cancelada. Por otra parte Agents of S.H.I.E.L.D, una serie que se caracteriza por ir a la par en espacio tiempo con las películas de Marvel/Disney, siempre ha estado al borde de la cancelación, no por falta de televidentes sino por temas de presupuesto y acuerdos del canal que la emite.

Sin embargo, debo decir que para la temporada 4 todo parece haber cambiado. Los ejecutivos tomaron la mejor decisión a la fecha que fue cambiar el horario de emisión de la serie. Agents of S.H.I.E.L.D ya no es PG (horario de las 21 hrs en USA), sino que ahora es R (Horario de las 22 hrs). Esto no sólo ayudó a darle más realismo a la serie, sino que pudieron incluir otro tipo de tramas y de conflictos poniéndose a la par con las series de Netflix.

Pero no sólo se han dirigido al mismo público y adoptado más realismo, sino que se han conectado sutilmente con Netflix incluyendo a los Watchdogs como parte importante de la trama de esta cuarta temporada, dando a entender que se relaciona directamente con la segunda temporada de Daredevil.

Otro gran acierto fue incluir a Ghost Rider. La trama, desde los inicios de la serie, se concentra en la agente Daisy Johnson y el descubrimiento de sus poderes inhumanos, sumado al reconocimiento del nuevo universo inhumano y sus misterios. Les tomó tres temporadas llegar a este punto, lo cual había sido bastante lento pero no menos atractivo, ya que para los que seguimos a S.H.I.E.L.D fielmente, sabemos que la historia de Quake y el agente Coulson ha sido lo suficientemente interesante para atraparnos de temporada en temporada.

La gracia de S.H.I.E.L.D ha sido el ir descubriendo secretos que no nos cuentan en las películas (como en la segunda parte de Avengers), a veces lo más entretenido es cuando vemos a personajes de los largometrajes como Nick Fury, Lady Sif y la Agente Maria Hill participar activamente en los episodios.

Volviendo a Ghost Rider, este nos alejó de la historia a la que estábamos acostumbrados, pero nos dio un argumento nuevo con fantasmas, demonios y bandas criminales. No hay nada más satisfactorio que conocer la historia de Robbie Reyes sabiendo que Johnny Blaze (el Ghost Rider “original”) le entregó los poderes… o más bien la maldición de la sed de venganza. Luego de todo el despliegue y la parafernalia de Ghost Rider presentada en los 8 primeros episodios de la temporada, esta llegó a su fin, al menos por un mes, dando a entender que en esta segunda parte veríamos a otro protagonista y nuevas amenazas.

Y así fue, muchas cosas del episodio 9 llamado Broken Promises fueron presentadas casi como guiños en los capítulos anteriores. Ahora vimos el desarrollo de estas historias tales como la del inhumano desconocido que estaba en proceso de cambio (terrigénesis) por más de 7 meses. También se resolvió el acuerdo del nuevo director Jeffrey Mace con la senadora Ellen Nadeer, quien quiere eliminar a la raza inhumana y trabaja junto a los Watchdogs.

Pero el centro de la historia es la androide Aida creada por el profesor Radcliffe, quien empieza a convertirse en una especie de humano con alma y conciencia. Muy parecida a la trama de Avengers: Age of Ultron, todos los agentes recuerdan las consecuencias de “jugar” con la inteligencia artificial, por lo que la mayoría de ellos quiere evitar que se vuelva a repetir lo acontecido. Pero a decir verdad, Aida, interpretada por la actriz Mallory Jansen, a mi parecer, es mucho más escalofriante que Ultron. Quizás no se apodera de todos los sistemas computacionales del mundo o crea un ejército de robots, pero me recordó mucho a la película Ex Machina ya que la inteligencia artificial se iba pareciendo más y más a un humano a tal punto que era difícil pensar que no lo era, pese a que se veían sus circuitos y la ausencia de órganos humanos.

Lo interesante es la dicotomía que presenta el equipo ante la idea matarla y acabar con ella, los agentes tienen una discusión a nivel moral sobre si matarla es lo mismo que asesinar a una persona, lo cual divide a Fitz y a Simmons en el momento en que intentan llevar una relación normal de pareja.

Luego en el episodio 10, llamado The Patriot, (emitido en USA el 17 de enero) conoceremos la verdad del nuevo director de S.H.I.E.L.D Jeffrey Mace, quien, en los cómics, fue creado por Ray Gill en 1941 privandolo de superpoderes pero siendo un héroe inspirado en el Capítán América. Precisamente, en la serie, es un gran guiño el mencionar que el “proyecto Patriot” es sólo una secuela del proyecto Erskine. que creó el sérum de los supersoldados para emular a Steve Rogers y que comenzó a probarse en el mundo cinemático en la película The Incredible Hulk, creando a The Abomination.

Otra cosa que rescatar, son los conflictos políticos y de imagen que debe manejar el nuevo director y el resto de los agentes. S.H.I.E.LD, luego de caer (como vimos en los eventos de Captain America: The Winter Soldier) se ha restaurado y ahora es una entidad pública que debe dar explicaciones a la prensa, al país y al presidente de turno. Quizás esto para algunos puede tornarse aburrido, pero a mi gusto, lo hace ver más real y hace que las  decisiones tomadas por el equipo, afecten al universo de películas y viceversa, de hecho, los acuerdos de Sokovia son lo más mencionado en esta cuarta temporada en referencia a los largometrajes.

Esperando que los que dejaron de ver Agents of S.H.I.E.L.D retomen la serie (porque está como nunca), les recuerdo que el “regreso” de las emisiones del que hablo es por el canal ABC de USA, ya que al menos en latinoamérica el canal Sony emite la serie y recién el 18 de Enero se emite el episodio 3 de esta temporada.

¡Comenta!