El anime de Black Clover está a cargo de Estudios Pierrot  mismo de Naruto, Bleach, Yu Yu hakusho, etc. su emisión comenzó el 3 de octubre de 2017 y tiene pronosticado nada más ni nada menos que 51 capítulos como pirmera temporada, si es que le va bien podría haber más, pues el manga continua y da para más de 51 caps de anime.

Esta serie está basada en el manga homónimo creado por Yuki Tabata, mismo autor de Hungry Joker, comenzó a publicarse en 2016 en Shonen Jump y actualmente tiene 13 volúmenes.

 

¿Pero de qué trata y por qué se esperaba tanto de la serie?

Bueno, Black clover es una historia que contiene todo los elementos de un shonen super exitoso, para entender un poco situemos . La historia ocurre en un reino en donde todo el mundo puede usar magia y es gobernado por el Rey mago, quien es el más fuerte. Todos los chicos al cumplir 15 años reciben un libro que se va llenando de hechizos a medida que ganan experiencia, si igualito a Zatchbell y los mamodos. En este mundo unos bebés fueron abandonados en una iglesia, uno de ellos es Asta un chico que no tiene ningún poder mágico y que aún así desea ser el próximo Rey mago y el otro es Juno quien a diferencia de Asta es todo un prodigio.

En la ceremonia del libro Juno recibe el libro del anterior Rey mago que tiene un trebol de cuatro hojas, pero Asta no recibe ningún libro debido a su nulo poder. Luego de una serie de eventos Asta recibe su libro, el cual tiene un trébol negro en la portada. Al ya tener su libro puede entrar a la selección para unirse a un gremio y ser un caballero, es aceptado el gremio más extraño de todos, los BlackBull y desde ahí poco a poco comienza a demostrar su poder y fuerza de voluntad que lo lleva a meterse en problemas y descubrir el origen de su poder mágico a pesar de no tener uno.

Esta historia basada en un mundo mágico tiene la misma estructura de organización que series como Fairy Tail y Nanatsu no Taizai, claro que se adapta logrando crear un mundo que se desliga de los demás – roba como un artista- hay batallas geniales, fantasía y un sueño al más puro estilo “voy a ser Hokage” o “seré el Rey de los piratas”, además de una base sólida y un misterio intrigante que rodea al protagonista y por lo demás la historia y muchos personajes son geniales, de verdad es altamente recomendable. Es lo típico, pero tiene ese algo que logra emocionarte y cautivarte. Con razón le tenían tanta esperanza al anime.

 

¿Pero qué ocurrió?

Soy super fan del shonen, lo adoro y defiendo con escudo y espada, pero lamentablemente y a pesar de amar el manga no pude pasar de los primeros capítulos del anime, y eso que la animación es despampanante. La principal razón, la voz extra chillona e irritante de Asta. En el shonen los gritos están a la orden del día, es algo muy común por lo que se está acostumbrado a eso, pero Asta sobrepasado los límites de griterío y la persona que le da la voz es  Shun Horie, un seiyuu que no tiene tanta experiencia, de hecho Asta es su primer protagónico. Para ser justos si, el personaje es super gritón e hiperactivo, pero el problema no es  que grite, es que el tono de voz no es para escucharlo gritar durante 21 minutos. Cuando lees el manga en realidad  no lo escuchas, por lo que no resulta molesto.

Y el otro gran problemas es que hay demasiado relleno en muy poquito de serie, aún teniendo 13 volúmenes de manga como material, eso es algo que desencanta a los seguidores de la historia, pues  siempre se espera que el anime sea lo más fiel posible y tener relleno cuando aún no se llevan ni diez capítulos es algo decepcionante.

Pero, aún quedan más de 40 capítulos por delante, solo nos queda esperar a que todo pueda mejorar, pues la historia que tienen en las manos es sencillamente genial.

 

¡Comenta!