Han pasado dos años desde el estreno de la primera temporada de “Daredevil”, donde hemos podido conocer en la pantalla chica a los 4 defensores de New York, quienes se han caracterizado por entregarnos una adaptación oscura del género, muy diferente a la brindada por el  universo cinematográfico de Marvel.

Sin tener un contenido familiar y con un trasfondo mucho más nebuloso, los protagonistas del próximos “crossover” de Netflix, ya fueron digeridos por los televidentes quienes ya han quedado satisfechos con las producciones ya mencionadas.

Sin estar en presencia de amenazas interestelares, ni la corrupción de organismos de seguridad nacional, los protagonistas de “The Defenders” se han diferenciado por enfrentar un universo más cercano y tóxico. Tráfico de drogas, armas y personas, son los enemigos presentes en cada una de estas adaptaciones, ambientada en las calles de New York, que poco a poco terminan por  generar cercanía con el televidente.

Ante este escenario, es importante destacar a nuestros lectores que cada una de estas adaptaciones ha logrado distinguirse una de otra. Sin embargo, no todas han logrado el mismo éxito y aquí te elaboramos un pequeño ranking de popularidad, destacando sus virtudes y   defectos.

1.- “Daredevil”. Sólida y violenta.

En el primer lugar, dejamos claro que estamos en presencia de una de las mejores adaptaciones del género. Sí, puede sonar agresiva la afirmación, pero el resultado logrado en “Daredevil” es simplemente equilibrado, ya que consigue lo mejor del universo cinematográfico de Marvel, para pulirlo, al corregir los defectos de sus entregas.

La serie tiene un buen relato, que es excelentemente conducido por sus protagonistas y secundarios, que nos permiten conocer poco a poco a uno de los justicieros más complejos de los comics, a un ritmo muy intenso, tanto como la línea argumental de los 80 de “Born Again” de Frank Miller. Pero la solución nace con antagonistas complejos y desquiciados, algo que lamentablemente no se consigue fácilmente en los largometrajes de la editorial (Es brutal el trabajo realizado con  “Wilson Fisk” y “Punisher” en esta serie).

En el mismo orden de ideas, es importante destacar el compromiso de Charlie Cox como “Matt Murdock”, lo que sumado al correcto protagonismo entregado en “Karen Page” y “Foggy Nelson”, nos permiten recorrer “Hell’s Kitchen” y entender sus suplicas de protección de un justiciero.

2.- “Jessica Jones”. La apuesta que muchos esperaban.

Con toda seguridad,  “Jessica Jones” tenía un desafío mucho más heroico que su propia trama, ya que el éxito de “Daredevil” mantenía todas las miradas en lo que podía entregar el personaje interpretado por “Krysten Ritter”. Pero su resultado fue muy bien recepcionado por los televidentes, quienes se sorprendieron por todo lo que rodea a su protagonista.

Una heroína envuelta en el alcoholismo y trabajando en precarias condiciones, comienza una búsqueda de grandeza que parece imposible concretar, con tanta violencia asechando todos los rincones que recorre la detective. Desde su arranque, las dudas atrapan a los espectadores, quienes nos enganchamos rápidamente al misterio que envuelve su antagonista “Kilgrave”, quien no maneja los hilos por medios gansteriles, sino que utilizando habilidades psíquicas, de la manera más tétrica que te puedas imaginar.

Sin tener las batallas coreográficas del “Hombre sin miedo”, “Jessica Jones” es mucho más atrevida y ahonda en mayor oscuridad y madurez que cualquier adaptación del universo de Marvel.  Su defecto y tal vez el único, es el avance lento de su trama, que no permite ser digerida rápidamente por los televidentes, pero se justifica al entregar un thriller psicológico que requiere de mucho tiempo para ser detonado.

3.- “Luke Cage”. Al ritmo de “Jackie Brown”.

Con dos aclamadas series de respaldo y una campaña promocional convincente, “Luke Cage” parecía tener asegurado su éxito, pero sus resultados no fueron los esperados. Lo cierto, es que el personaje apareció correctamente presentado en “Jessica Jones”, pero no pudo capitalizar sus dividendos, al desesperarse por diferenciarse del resto.

Es inevitable no reconocer la “Blaxploitation” o movimiento cinematográfico de los años 70, que mantiene el funk como introducción de cada episodio, al más estilo “Jackie Brown”. Las notas nacen del mismo club nocturno de “Cottonmouth”, donde comienza a brotar los diferentes enemigos que se irán sumando a la trama, los cuales destruyen y pudren un barrio, que se encuentra atrapado por la corrupción policial y política.

Lamentablemente, ante esta necesidad de distanciarse de las restantes producciones de Netflix, “Luke Cage” agota y reitera capitulo a capitulo tramas muy similares, con mucho ajuste de cuentas, repetición de locaciones y viñetas.  Sin fallar y cumplir, creo que “Luke Cage” quedo con cuentas pendientes, que sólo se pueden solucionar sacándolo un poco de “Harlem”.

4.- “Iron Fist”. La serie mística de Marvel.

Cuando lo cercano nos tenía muy conectado con las adaptaciones ya mencionadas, la fusión de “Netflix” vs “Marvel” nos quiso desconectar de lo mundano y presentarnos a Daniel Rand, quien tras desaparecer accidentalmente, regresa a New York, con conocimientos ancestrales de Kung-Fú para enfrentar el crimen organizado.

“Iron Fist”, deja de lado la oscuridad reinante en el universo televisivo y nos inserta en los complots corporativos, daños ambientales y cultos criminales conducidos por “La Mano”. Precisamente,  contando con una esperanzadora línea argumentativa, uno esperaba que el resultado sea óptimo, pero lamentablemente no se logró.

El problema de “Iron Fist”, es que no logra contribuir en este nuevo universo, no profundiza en los aprendizajes espirituales aprendidos por el personaje, los que sólo son mencionados por medio de un flojo guión, que sólo quiere avanzar, pero de manera muy predecible. Sin dudas, “Iron Fist” tiene una tarea pendiente en “The Defenders” para renacer y encandilar a la crítica, ya que sus resultados de audiencia, no son tan negativos.

Finalmente, con todas estas adaptaciones colocadas en una coctelera, se nos presenta un nuevo “Avengers”, mucho más urbano, con mucha calle, sin muchos recursos, pero con una única y clara misión… Proteger las calles de New York.

Como advertencia, tenemos que tener paciencia, ya que el equipo debe reunirse y trabajar juntos, de modo que sus primeros capítulos pueden tener un ritmo poco vertiginoso, pero que poco a poco debería estallar en nuestras pupilas. Justamente, porque la nueva producción  ya presento inteligentemente a cada uno de sus miembros, pero tenemos que argumentar la reunión de un equipo muy oscuro.

No queda más que hacer antesala para su estreno. ¿Qué esperas de “The Defenders”?.

¡Comenta!