Han pasado veintidós años desde que ‘Chrono Trigger’ vio la luz por primera vez en Super Nintendo. El videojuego que lo cambió todo, y demostró que los cartuchos eran más que un juguete de entretención, sino más bien un pasaje a una aventura inolvidable y una verdadera obra de arte.

Es por eso que aquí en Nerdix.cl, traspasé los límites del cine y el espacio, llegando de forma temporal a los territorios gamers, para hacer honor a la obra creada por Square Soft y Akira Toriyama, y que fue nuestro primer amor, ese que nunca se olvida.

Enciendan los motores del EPOCH y volvamos dos décadas al pasado, cuando éramos niños llenos de sueños y luchamos codo a codo con Chrono, Lucca, Robo, Marle, Ayla, Frog y Magus.

Érase una vez un viaje en el tiempo…

La historia que comienza con la repentina desaparición de Marle en la feria del pueblo crece hasta convertirse en una carrera contra el tiempo para destruir un milenario monstruo que está a punto de hacer estallar el planeta. Es así como parte de esta aventura (tal ‘Back to the Future‘) fue interferir la línea cronológica y “resetear” ciertos hechos históricos, mientras uníamos fuerzas para la batalla final.

Este RPG más allá de ser una historia increíblemente apasionante, tenía como gracia que cualquier edición del tiempo, ocasionaba un “efecto mariposa” que más tarde podría tener repercusiones en nuestra aventura. Salvar a un Gato, vender algo que no era tuyo, o recoger un objeto podía ser vital cien años más tarde, y es porque Chrono Trigger es una historia sobre el tiempo y las consecuencias, pero más importante aún; sobre la amistad.

 

RPG (recontra powerful game)

Con el transcurso del juego, los lazos que se van formando entre los protagonistas son la raja. Primero porque todos ellos tienen algo en común (destruir a Lavos), y segundo por el apoyo táctico que se va formando en cada batalla. En ese sentido, el juego innovó con un sistema cooperativo de batalla que no habíamos visto en ningún otro videojuego, al menos a este nivel de aprovechamiento visual (¡¿recuerdan esos ataques en que se juntaba la magia y el poder físico?¡).

Akira Toriyama se dio el gusto de crear un universo alucinante de personajes, poderes, magia y criaturas salvajes. Un arte exquisito de colores, texturas y universos variables tan grandes como el que vimos en Dragon Ball, pero segmentado en pasado(s), presente(s) y futuro(s).

Las similitudes de los personajes de Chrono Trigger con Dragon Ball eran cuáticas, y eso le daba un sabor especial que nos hacía querer aun más esta historia. Por ejemplo; los lagartos y dinosaurios son una característica importante del creador de Gokú, y se nota, porque aquí en Chrono Trigger están en todas partes en formato de villanos o animalitos salvajes, así como los marcianitos azules (como Pilaf) y los pesados de orejas puntiagudas como Magus (muy parecido al señor Piccoro en apariencia y personalidad).

Ahí es donde residen también los personajes que “nutren” su poder del contexto en que fueron creados; por ejemplo los poderes de Magus y Frog eran algo mucho más “arcano” en comparación a los de Robo y Lucca que eran futuristas/tecnológicos. Osea habia variedad en todo sentido, e incluso no podían los elementos naturales presentes en toda buena historia (agua,fuego,rayo,oscuridad, etc).

También hay otros mil detalles que nos hacen pensar que los creadores se dieron un festín en la creatividad. Libertad creativa que incluye a villanos bautizados como leyendas del rock, tales como Ozzy (Osbourne), Slash (de The Guns ‘n’ Roses) y Flea (bajista de los Red Hot), entre otros.

Hablando de música, la banda sonora es otra cosa preciosa. Yasunori Mitsuda y Nobuo Uematsu son los compositores que dieron alma a cada uno de los universos temporales presentes en el título, así como también de la mayoría de los Final Fantasy (recordemos que son de la misma empresa).

Eso me recuerda que hay un grupo de cabros talentosos que tocan música basada en videojuegos, ellos son Jazztick y le ponen weno rescatando melodías de Chrono Trigger, miren:

Hoy en día es difícil (casi imposible) encontrar un videojuego que esté a la altura de Chrono Trigger, porque fue un título que atrapó nuestra infancia y la guardó en una cajita para revivirla aun cuando pasen veinte, cuarenta años, siempre estará esa posibilidad de prender la consola, poner el cartucho y volver en el tiempo.

No sé si me gusta la idea de que hicieran un remake a estas alturas, sería casi como pedirle a Hollywood que hiciera una nueva versión de “El Padrino” (?). Lo perfecto, perfecto está y no encuentro que sea necesario un Chrono Trigger 2020, en ese sentido prefiero mil veces que se decidan a hacer una película de animación, o unos buenos ovas que apele a la nostalgia de los ñoños viejos como el que les escribe ahora.

 

El legado de Chrono Trigger

Cuando miro hacia atrás y veo a ese cabro chico frente a la consola jugando horas sin parar, no puedo evitar emocionarme. Es como encontrar los dibujos que uno hacía en las tardes de invierno, mientras se olía el pan tostado de la once en la casa.

‘Chrono Trigger
‘ es un juego que nos hizo despertar emociones complejas sobre la vida, la muerte y las relaciones basadas en el sacrificio, y cosas así no se olvidan fácilmente porque quedan arraigadas a la nostalgia del recuerdo. Dicho de otras formas, es un título de culto que nos genera una sensación agradable basada en la felicidad.

Recuerdo cuando Robo (el robot del equipo que tiene más sentimientos que cualquiera) decide quedarse en una época para ayudar a reforestar un bosque frente a una catedral y pide que lo recojan cuatrocientos años más tarde. Claro, que para nosotros fueron unos segundos viajando a la velocidad del EPOCH, pero al regreso, el reencuentro con él era una cosa ultra emocionante.

Otro momento para morir en un mar de lágrimas es la muerte de Chrono al sacrificar su vida frente a un imponente Lavos. Hecho que además de ser terriblemente triste, nos demostró que el enemigo está a un nivel monstruosamente superior a cualquier amenaza que hayamos visto en otros videojuegos. Ahí es cuando tuvimos que vivir un mini-duelo antes de ver una esperanza en revivir a nuestro protagonista (cinco infartos en todo el juego y este es uno de los más bonitos :’) )

Quizás (pensándolo bien) hoy en día sería una persona diferente si no hubiera conocido Chrono Trigger. Tal vez la amistad y el trabajo en equipo no tendrían el significado que le doy hoy en día, y quizás en un “universo paralelo” (sin Chrono y compañía) no estaría escribiendo esta nota para ustedes, ¿quién sabe?. De todas formas si cambiar el pasado significara “sacar” este juego de mi vida, personalmente preferiría no-cambiar-nada.

También pueden estar pensando “que le pone color este loco“, pero si eres de los fanáticos que piensan como yo y se te aprieta el kokoro cuando ves las capturas del videojuego, o cuando escuchas la inigualable ‘Corridors of Time‘, es porque creo que también sientes ese llamado a la aventura de vez en cuando.

¡Feliz cumpleaños Chrono!

 

¡Comenta!