Escrita y dibujada por Marko Torres, que además tiene en su registro otros títulos como Yonky el Zombie y Quíromon, esta vez nos vuelve a sorprender con una historia de Ninjas pero no como los que podríamos ver en una película del Japón antiguo, sino que uno muy particular.

La historia se desarrolla en el templo de Mashu-kón, el lugar más aterrador que te puedas imaginar, donde se entrenaban a los ninjas más letales del mundo, a cargo del gran jefe del cual nadie sabe su verdadera apariencia, malvado y poderoso. Es ahí donde nuestro Koruro entrena ¡para ser el mejor de los ninjas!… bueno en verdad no es tan así, ya que no parece ser la clase de alumno modelo, ni mucho menos uno avantajado, de hecho es algo disperso y amante de los videojuegos, apodado “el peor ninja del mundo”.

Frente a la presión de los exámenes finales a los que llaman “Los exámenes finales de la Muerte” Koruro decide que ya es tiempo de aprender las artes del Kun-fu, pero al no ser un gran atleta decide que es tiempo de emprender un nuevo plan para su propósito, embarcándose en una gran aventura llena de peligros aterradores y nuevos amigos para finalmente encontrar un aparato que sería la llave para vencer en los exámenes finales… pero un estudiante con habilidades físicas iguales a las de un cachalote acalambrado ¿lo podrá conseguir?

Para averiguarlo tendrás que leer este entretenidísimo cómic que ya se encuentra disponible en las librerías especializadas y que además, viene saliendo ‘reciencito’ de las imprentas. Una historia recomendada para todas las edades desde los 12 años, ideal si quieres pasar un buen rato ya que en las primeras hojas es capaz de sacarte una carcajada de colores muy vivos, con un dibujo más bien simple pero muy caricaturesco y de lectura muy fluida que sin duda encantará a grandes y chicos.

¿Te gustó? ¿Te gustaría leerlo? Entonces ¡Atenta/o! Porque el mejor comentario se lleva una copia selladita de Súper Ninja Kururo, cortesía de Penguin Random House ¿Qué esperan para participar? 

¡Comenta!