Hace unos días pudimos conversar con la simpática Javiera Paz sobre esta historia que le ha traído más de 20 millones de lecturas en la popular plataforma Wattpad y que la hizo ganar el Wattys 2016. Pero ¿Cuáles son sus referentes? ¿Qué cosas la inspiran? Acá les contamos (y les contamos el libro también).

3 Metros Sobre el Wattpad

Kailyn es una chiquilla que lo ha pasado mal. A los 6 años fue testigo de cómo un niño -presionado por un hombre que parece no tener piedad- aprieta el gatillo y mata a su padre. Por alguna razón, 14 años después, la chica vuelve al barrio de su infancia para encontrarse con Caín: el asesino de su padre.

Una chiquilla buena, un compadre malo, pero que en verdad es bueno. Hartos combos, venganzas y persecuciones, amistad, drogas y peleas ilegales, con una historia de amor al final. Siendo bien honesta, me leí el libro en 2 días, y la primera pregunta para Javiera era súper evidente: ¿Viste 3 metros sobre el cielo?

“Sí, me encanta, me inspiré mucho en ese tipo de historia, pero no la repliqué ni nada, sino que quise contarla a mi manera. Cuando escribía a Caín lo describía como Mario Casas, pero quise que Kailyn fuera diferente. En esas historias es típico que las mujeres son como indefensas, desvalidas, y no quería que Kailyn fuera así, ella responde, se mete en problemas. También Caín es distinto, más sensible dentro de todo y por eso me gustó mucho escribirlo.”

A dos voces

Dentro de las novedades que trae en sí el libro es que a diferencia de otras historias de la misma índole, no gira sólo en torno a su heroína, sino que se divide en capítulos para cada protagonista, donde no tienen que contar necesariamente lo mismo.

“Me gustó mucho poder hacer los capítulos así, porque era más fácil que la gente entendiera cómo pensaban los personajes, y así sentirlos más cercanos. Qué les  pasaba por la cabeza. Es raro, pero se me hizo mucho más fácil hacer los capítulos de Caín, tenía muchas ganas de explicarlo y que la gente lo conociera.”

Pero Javiera no sólo se hace cargo de los clichés habituales en estas historias de amor, sino que además hace frente a los estereotipos, con otros personajes. “El personaje de Kendall, que es una mujer como perfecta y caprichosa a la que todo debería salirle bien, y sin embargo no es así. Las cosas no le resultan. Se obsesiona con Caín pero no pasa nada. Kailyn además tiene una amiga (Annie), que también tiene su propia historia. Tanto así que me han pedido una especie de spin off con la relación de ella con Jaxon.”

De la pantalla al papel

Lo cierto es que para Javiera la meta nunca fue ser publicada. “Yo estudio ingeniería comercial, y aprovecho de escribir en los espacios que tengo libres. Tampoco busqué una editorial ni nada, pero cuando gané el Wattys el 2016, una embajadora de Wattpad hizo el contacto con la gente de Alfaguara en España. Yo no sabía, pero ellos dijeron que ya tenían considerado el libro, así que fue todo muy fácil y muy rápido. Ahora estoy con la continuación de Caín en Wattpad, pero no sé si vayan a publicarlo. Depende de cómo le vaya a Caín.”

Y así como no aspiraba convertirse en escritora, tampoco aspira a quedarse netamente en el romance. “La verdad es que me gustaría mucho escribir una novela de comedia y poder narrarla desde un protagonista masculino. Eso me gustó mucho, así que espero poder hacerlo en el futuro.”

“Caín” es –como libro- una caja de sorpresas. Ágil, entretenido, y muy fácil de seguir, te deja enganchado de inmediato, como si condensaras una película de sábado en la tarde en 300 páginas. Esta nueva generación de escritores se basa muy poco en otros autores pero sí en muchas películas, series (y teleseries), porque comienzan escribiendo fanfics, y eso se nota en las historias que presentan, porque son ante todo muy visuales.

Recomendable para quien tenga ganas de leer algo entretenido, y con las emociones muy a flor de piel (ya que pese a su carácter de novela romántica, tiene mucha acción). Caín está disponible en librerías gracias a Penguin Random House, así que dele una oportunidad.

¡Comenta!