La Segunda Guerra Mundial cambió por completo el rumbo de nuestro planeta. La invasión Alemana a Polonia, el posterior acople de la Italia de Mussolini y el ataque del Imperio del Japón a los Norteamericanos en Pearl Harbor son solo algunos de los hitos que marcaron el transcurso de una época en donde el terror era pan de cada día y en donde hasta tu mejor amigo podía ser el enemigo.

Aliados cuenta la historia de Max Vatan (Brad Pitt) y Marianne Beausejour (Marion Cotillard), dos espías que en 1942 participarán de una misión suicida en Marruecos para asesinar a oficiales nazis. Hasta ahí, una cinta que deambula entre el suspenso y la acción, como si fuesen James Bond y su chica, pero con un presupuesto digno de la segunda guerra mundial.

Con lo que no contaban nuestros espías era ese hermoso sentimiento que no pide permiso para entrometerse en la vida de los seres humanos, incluso en los momentos críticos, por supuesto, estamos hablando del amor. Así es, tanto renegó de involucrarse el uno con el otro durante esta misión, que una vez finalizada, lo primero que hacen es irse a Inglaterra, casarse y pretender comenzar una nueva vida, pero… ¿se puede estar a salvo cuando estas en medio del mayor conflicto bélico en la historia del mundo?

Marianne queda embarazada y todo era miel sobre hojuelas hasta que Vatan, todavía un oficial de inteligencia canadiense, recibe la notificación de que su esposa posiblemente sea una agente encubierta compartiendo información con los Nazis y que de confirmarse, el mismo tendrá que eliminarla, sino, el servicio de inteligencia lo hará.

Un sello inconfundible

Aquí comienza el segundo acto y se nota. Ya propuesta la extensa introducción al problema, la película se desarrolla en lo que deberá hacer Max Vatan para salvar a su amada del rigor marcial durante el segundo y tercer acto. El hecho de que el primer acto sea taaan extenso, tiende a cansar un poco, pero no merma el resultado final de la película. Es como esos chistes laaargos pero que al final terminan por hacerte reír.

A esto debemos sumarle que quien dirige la cinta no es nada menos que el 4 veces ganador de Oscars Robert Zemeckis, quien en su haber, tiene la dirección de películas como Forrest Gump y Back to the Future, por lo que en términos de estructura no debería sorprendernos, es algo que conocemos y entendemos. Siempre es un placer ver obras de discípulos de Steven Spielberg… ¿Existe alguien que no le gusten las pelis de Spielberg?

Te pasaste de pixeles

Le pusiste mucho CG pos’ Robert. Es que se nota, se nota tanto, que no puedo dejar de comentarlo. En el comienzo de la película, hay muchas escenas en exteriores, lo cual no es un problema cuando no se abusa del tratamiento digital, pero el problema de esta película es que los efectos visuales se notan, están ahí, no pasan piola. Incluso, hay escenas en las cuales te puedes imaginar a los actores caminando por la gélida sala con paredes verdes en vez de las calurosas calles de Marruecos, esto me descolocó e hizo que me saliera del contexto de la película.

Lo más importante: es entretenida

Más allá de los detalles que pueda tener, la película es muy recomendable. Hoy por hoy cuesta salir de una sala con el corazón satisfecho y esta cinta lo cumple, sobretodo por como logra abordar el argumento relacionado con la moral y el amor que termina por conmover hasta al más duro de los soldados.

¡Comenta!