Sinopsis: Ben (Viggo Mortensen) es el padre de seis hijos. Durante diez años ha educado a sus hijos en un paraíso natural ubicado al noroeste del Pacífico, y alejados de toda civilización. Los niños han sido criados en una exigente educación con ideales anti capitalistas, y con un constante entrenamiento para la subsistencia.

Tras un dramático suceso, la familia deberá volver a la civilización, donde adaptarse a la vida moderna será uno de los tantos problemas que tendrán que enfrentar.

Una manada con un líder alfa

Para los hijos de Ben (Viggo) su padre es un superhéroe, o mejor dicho un “Capitán Fantástico“; un hombre seguro de sí mismo que llevó a su familia a vivir de la manera menos convencional posible.
Parece un sueño hecho realidad, del tipo de sueño que a veces nos da por imaginar vivir alguna vez en la vida, lejos de toda la estimulación visual a la que estamos expuestos. Parece un sueño, sí, pero en ‘Captain Fantastic‘ es una realidad envidiable. Ahí entre los bosques, las cascadas, los animales salvajes, y sin ningún tipo de costumbre moderna, es donde comienza esta historia.

Aun no entiendo por qué esta película no llegó a nuestra cartelera (a pesar de haber sido anunciada a finales de año, y cuando en Argentina se estrenó hace ya dos meses), más aun cuando analizamos que Viggo Mortensen está siendo nominado en festival y premiación que se le cruce por el camino (¡grande Aragorn!). Pero por ahora supongamos que llegó, y que esta película estará disponible en torr… cartelera, claro para el disfrute de cada uno de ustedes…

–¿Qué es “Coca-Cola…”?
– Es agua envenenada

Entrando ya en el comentario, les cuento que el comienzo de esta película lo encontré la raja, porque nos presenta una variedad de personajes exquisitos, y cada uno de ellos tiene una personalidad diferente. Además, los rituales y “deberes” familiares son –como dije antes– envidiables: los niños tienen tiempo de relacionarse con la naturaleza de una manera respetuosa y orgánica. De la misma forma, cada día deben estudiar, leer y debatir con el resto de la familia con el fin de convertirse en un anti-estereotipo de lo que el mundo llama “hippies ecológicos”. Ellos son sabios y muy cultos, sean mayores de edad o tengan siete años, y da lo mismo, porque ellos están destinados a convertirse en reyes de su propio entorno, convencidos de que todo es posible sin la necesidad de caer en el consumismo.

Ya con el correr de los minutos, uno comienza a entender que nada es perfecto y un dramático hecho los obliga a salir del paraíso para conocer el mundo exterior.

En el camino, las dudas de los niños sobre este “nuevo entorno” comienzan a salir y las preguntas van desde por qué la gente es tan obesa, hasta que significa “Coca- Cola”. Las respuestas de Ben son sin duda una de las cosas más entretenidas de la película. En ése sentido, los diálogos de los personajes le da duro a la propaganda norteamericana que como bien sabemos nos lava los cerebros diariamente; Mc Donalds, Nike, videojuegos, tecnología, e incluso toca la famosa queja migratoria de Trump. Así es como ‘Captain Fantastic‘ nos dice que la peor forma de educar a nuestros hijos es negándoles la información, porque a partir de la ignorancia es que comienzan los verdaderos problemas en una etapa adulta ¿no?.


Lobos con corbata

Ellos (la familia) son una manada de lobos que se defienden con argumentos y cátedras filosóficas sobre por qué el mundo está como está. No celebran la navidad porque prefieren celebrar a Noam Chomsky; lingüista, filósofo, y activista estadounidense, porque para ellos tiene más sentido celebrar el cumpleaños de un personaje real, que el de un “duende mágico” comercial (infancia destruida en dos segundos jaja). Así como suena, pareciera ser que son una familia de sabelotodos, pero ésa idea no puede estar más lejos de la realidad, porque el hecho de crecer al margen del mundo frenético, los ha convertido en seres felizmente humildes y carentes de cualquier arrogancia.

Estos niños, en algún momento comienzan a sentir una inevitable curiosidad por el mundo moderno, y algunos hasta van a cuestionar la educación de su padre basándose en que ellos tienen el derecho de tomar decisiones. Es entonces que la historia toma un rumbo mucho más personal y sensible para el espectador. Porque las cosas que –hasta ése momento– uno pensaba que eran un hermoso panorama comienzan a parecer que fue parte de una utopía falsa. Dicho de otra manera; nada es gratis y nada es para siempre en esta vida.

Atados a esta nueva realidad, la familia de lobos debe empezar a poner en la balanza lo bueno de lo malo. Ahí, Ben tendrá en contra a toda la “otra” parte de la familia que va a querer lo mejor para los niños, pero ¿qué es lo mejor?, ¿vivir para siempre desvinculado de la sociedad, ó condenarse a seguir las reglas del capitalismo?. La crisis no tarda en llegar y las decisiones deben tomarse rápido, antes de que sea demasiado tarde.

El mundo insiste en ver a esta familia como unos payasos inadaptados, pero la verdad es que somos nosotros quienes hemos estado errados al creer lo que el sistema dicta. ‘Captain Fantastic‘ es una película hermosa que le da al clavo en muchos de nuestros cuestionamientos, y nos hace reflexionar lo que hacemos a diario con esa absurda negación para evitar la realidad.

Por ahí, puede parecer un poco exagerado ver tanto conocimiento, o una dentadura tan perfecta en unos niños que –se supone– fueron criados en plena natura. Pero son detalles que en el total no pesan lo suficiente para arruinar una película como ésta.


Véanla, eso nomás les digo

El elenco está liderado por Viggo, pero como dije más arriba: los personajes son súper adorables desde el más pequeño hasta el más grande, y uno por momentos quisiera tener unos familiares así para irse a vivir con ellos para siempre.

Otro papel que no puedo dejar pasar es el de Kathryn Hahn como la hermana de Ben. Una mujer madre de una familia clásica americana, contrasta de polo a polo con el papel que nos dio en ‘Bad Moms‘ el año pasado. Fue una sorpresa descubrirla así, y aunque personalmente me quedo con su papel de “mamá chula”, me es importante destacar tal nivel de contraste en una sola actriz en dos películas del mismo año.

Captain Fantastic‘ tiene mucho de ‘Miss Little Sunshine‘. La vida y la muerte van y vienen durante la película como si nada, porque aceptar su llegada es-parte-de-la-vida. Así mismo, la película es tierra, sangre, transformación, herencia. El mensaje es que todos somos parte de un viaje del cual no nos podemos bajar, pero si podemos decidir como hacerlo más agradable.
Ojo con el cover musical al final, es lacrimógeno a morir.

¡Comenta!