Debo reconocer que soy muy escéptico de las películas a medida que los números que las acompañan a los títulos comienzan a subir. “La Era del Hielo 5”, “Shrek 4 Forever After” o  “Madagascar 3” son ejemplos demostrativos de que las historias no son eternas, y no pueden estirarse de manera infinita. Uno de los grandes errores de la industria cinematográfica es no saber cuándo dejar morir a las franquicias, y continúan reciclando historias poco originales y reviviendo personajes que llegan a cansar.

A esto se enfrentaba “Despicable me 3” (Mi Villano favorito 3), tercera película de la saga de “Gru”, el querible villano que adopta a tres pequeñas niñas, siempre ayudado por sus leales “minions”.

En esta tercera entrega encontramos a “Gru” casado con la agente “Lucy”  y trabajando para la “Liga Anti Villanos”; utilizando su experiencia como villano para capturar a sus enemigos. Otro villano,  “Balthazar Bratt”, se vuelve el némesis de “Gru”, y a esto se agrega la aparición de “Dru” el desconocido y millonario hermano gemelo de “Gru”.

La película aún posee aquello que hizo tan exitosa especialmente a la primera entrega de la serie. La relación de “Gru” con sus hijas, con su esposa, y con los minions sigue provocando la simpatía del público y logra generar interés en la historia. Genera algunas risas, aunque a diferencia de las anteriores, al público adulto le podría costar  más disfrutarla, siendo la mayoría de las bromas para niños.

Pero tal vez los grandes problemas residen en un desgaste lógico luego de tres películas. Los personajes pueden volverse repetitivos, y la historia vuelve a lugares comunes que antes dieron resultado.  En general  las mejores partes vienen de personajes secundarios, especialmente los minions, mientras que la historia principal, la relación de “Gru” con su hermano se puede volver algo tediosa. La película decide separara las líneas narrativas y terminamos con una historia sobre “Gru”, otra sobre los minions, otra sobre las hijas de “Gru”, y otra sobre el villano de turno.

Pero para nada es un fracaso, al contrario, es una película rápida, entretenida en su mayor parte, y que sin duda funcionará entre los más pequeños. Pero “Depicable Me 3” tiene una vara alta dejada por sus antecesoras, especialmente la primera entrega, por lo que compararla es inevitable. En retrospectiva podría ser un buen final para la saga de “Gru”, siempre y cuando no intenten extraer más contendió de un personaje sin duda desgastado. Sería mejor dejarlo aquí y quedarnos con un recuerdo agradable del “villano favorito”.

Apuesta segura para los más pequeños, “Depicable Me 3” se estrena el jueves 29 de junio en Chile cortesía de Andes Film.

¡Comenta!