Tilly (Kate Winslet) es una mujer empoderada de sí misma. Llega al pueblo que la vio nacer con un atuendo ajustado, labios pintados, y un cuerpo despampanante. Aterriza su maleta en el polvoriento suelo de Dungatar y habla en voz alta: “He vuelto bastardos…”. Así es como comienza esta película que trae Cinecolor Films a nuestro país, y que al menos para mí fue una sorpresa grata y fascinante.

 
Dios bendiga a Kate Winslet

Kate Winslet pareciera no envejecer con los años, y “El Poder de la Moda” explota toda su sensualidad con clase y mucho talento.

La moda le viene bien, es como si fuera su segunda piel, e incluso hay partes que me recordaron mucho a una joven Rose a punto de subir al Titanic de Cameron. Pero más allá de eso, siempre es un agrado ver a una actriz que ha sabido nutrirse con los años y conservar su esencia clásica de esas actrices de antaño como Audrey Hepburn.

elpoder1

Comedia sana

Algo que amé con locura de esta película es que el humor dramático está presente en todo momento; es un humor sano, que no necesita groserías para sacar carcajadas, y se dedica a presentar personajes calcados a la de un libro como los de ‘Cien Años de Soledad’, ‘Como Agua para Chocolate’, o una de esas películas de Woody Allen. En ese sentido, Jocelyn Moorhouse hace un trabajo bastante delicado como directora, cuidando todos los aspectos posibles y de paso crea un universo rico en identidades.

Costura atípica

Por internet me encontré con muchas personas que odiaron la película (aun no entiendo por qué); debe ser porque es una comedia irregular y con un relato con toques fantasiosos, de esos que encontramos en los libros y no tanto en el cine. Pero loco, whatever, la película es lo que es y para los que la vean les digo altiro que es una historia de esas que te atrapan en el primer minuto y te sueltan solo para darnos cuenta de que lo importante es pasarlo bien en la butaca. Dicho de otras maneras: “La experiencia es lo que vale”.

elpoder2


Pueblo chico, infierno grande

Volviendo a la película, no todo se trata de “moda”, también se habla de cómo un lugar se puede volver un infierno para una persona; sin discriminar si esta tiene 40 o 10 años. Tilly utiliza la moda como su escudo, y la forma que tiene para reencontrarse con quienes la acusaron de haber asesinado un niño. Ella cree estar maldita, y vive con el temor de podrir todo lo que toca. Y aunque las heridas del pasado se demoren en cerrar hay cosas que tarde o temprano terminarán por darle la razón.

Tilly será parte de muchos de los giros interesantes en la historia, porque ella es como la vida misma; entretenida, dinámica, y a veces muy dramática. Por lo mismo, hay tiempo para todo; reir, llorar, y hacer una retro inspección de nuestro karma. Total, en algún momento todo cae por su propio peso, y la franqueza que debemos tener es si estaremos ahí para ver como ocurre todo, o si seremos parte de esa caída.

elpoder3

El Poder de la Moda‘ es una película ideal para quienes buscan ver algo light y con tintes británicos. Es una historia de amor por el futuro y venganza por el pasado, que como bien sabemos es la maldición de todos nosotros.

Bien buena.

¡Comenta!