Métale fichas al universo de FFXV

Si algo valoro de la saga infinita de Final Fantasy, es que Squarenix logra crear universos inmensos de tramas, personajes y lugares en cada entrega. Desde que Squaresoft (empresa que se fusionó con Enix para crear el actual Square Enix) creó Chrono Trigger (1995) he sentido un nerdgasmo por todos los RPG que vengan de la factura de la empresa, y la verdad es que nunca me han decepcionado. Claro, pudieron haber entregas mejores que otras, y con el correr de los años han nacido muchos haters-rata que detestan la jugabilidad de los FF. Pero a pesar de eso, nadie puede negar que gracias a estas historias, hemos descubierto contenidos exquisitos que han perdurado, y siguen manteniendo vigente una saga que casi cumple 30 años en el mercado.

kingsglaive1

En Kingsglaive este universo se traspasa a película, y nos presenta el reino de Lucis, un enorme territorio que posee el último cristal con poderes mágicos gobernado por el Rey Regis (padre del protagonista del videojuego: Noctis) . Y en su contraparte, al imperio de Nifheim que con su poderosa tecnología de guerra intentan arrebatar todo el poder de la capital.

Luna por su parte, es casi la única mujer en esta historia, y que tiene un papel fundamental para con el reino. De comienzo, no aporta mucho como “heroína”, pero no me cabe duda que tiene más de alguna carta guardada bajo manga para el resto de la historia. Algo me dice que sus habilidades se concentran en los sueños, y en las profecías que puedan vincularla a Lucis

kingsglaive2

Puede parecer un poco enredado con tanto nombre, y créanme que en un comienzo se me hizo difícil entender todo lo que estaba pasando. Pero todo se entiende mejor cuando hace su aparición Nyx, un hábil guerrero de elite que pertenece a los llamados  glaives (o Gujas en españolísimo). A través de Nyx, es que podemos empezar a entender mejor quienes son los buenos, los malos, los traidores, y hacia dónde va esta historia que se completará con el videojuego.
Más allá de la política del videojuego, y de incluir un reparto brutal de actores de doblaje (Sean Bean, Aaron Paul, Lena Headey), Kingsglaive tiene un arte visual increíble que –como buen Final Fantasy– mezcla la realidad y la fantasía. Por momentos los suburbios parecían ser calles de Tokio, Berlín, New York, todo está ahí para sumergirnos y hacernos creer que este mundo es cercano al nuestro, y que tras sus paredes hay algo más que vale la pena descubrir.

Cada personaje tiene un propósito diferente en la historia; hay personajes que buscan un interés personal en la guerra, y para otros la lealtad puede ser más fuerte que cualquier otra cosa. De todas formas, lo más importante de todo es entender que este historia tendrá como eje principal a un “príncipe elegido” que en la película casi no aparece porque es parte exclusiva del videojuego.

kingsglaive3

Afírmenme que me va a dar algo

Si los trailers mostraban un despliegue alucinante de efectos especiales, en la película eso se duplica. Al igual que ‘Advent Children’, ‘Kingsglaive‘ se la juega mostrando un arsenal de texturas, partículas, y elementos que no hacen otra cosa más que poner la guinda de la torta a un pastel delicioso.

El tercer acto de la película es sin duda lo mejor de la película, y tira todo a la parrilla con una batalla brutal (¡weona que brutal!) entre los reinos de Lucis y Nifheim, con sus respectivos protagonistas, y unas bestias que nos recuerdan a las clásicas invocaciones de los FF de antaño, además de una que otra sorpresa que los fanáticos de la saga van a saber reconocer de inmediato.

Quizás lo único malo que destacaría de esta película, es que para alguien que no “entiende” mucho sobre la línea del videojuego puede resultar un poco confuso y aburrido de ver. Además, en las escenas de acción (sobre todo en el desenlace) resulta un poco difícil distinguir los movimientos y golpes, porque todo es excesivamente rápido para nuestros ojos de humano promedio.

De todas formas, ‘Final Fantasy: Kingsglaive‘ es una excelente película para los amantes del género épico-fantástico, y para quienes hemos estado esperando –hace casi diez años– el lanzamiento de Final Fantasy XV (llamado anteriormente Versus XIII). Square Enix sabe exactamente que es lo que esperamos de esta nueva etapa, y logra darnos un festín de buenos momentos.

kingsgif

La película cumple, pero a mi parecer funciona solamente como complemento del videojuego, no así ‘Advent Children’ que se sostiene por sí sola a pesar de ser una secuela directa del ‘Final Fantasy VII’.

Igual pascual es mejor que otras películas basadas en videojuegos del último tiempo como ‘Warcraft‘ que es súper fiel al videojuegos, pero un intento lamentable de largometraje.

Por ahora queda esperar para saber como concluye esta historia con Noctis, Luna y el destino que asecha sobre sus vidas. ¿Nosotros? esperamos ayudarlos a través del joystick como buenos gamers.

¡Comenta!