Los thrillers con historias centradas en mujeres y barrios acomodados son tendencia: nos pasó con Gone Girl, La Chica del Tren, y ahora Shari Lepena llega con esta novela que no podría dejar indiferente a nadie porque ¿Hasta qué punto puedes soportar el qué dirán?

Esta buena mujer es Shari Lepena, Abogada y Profesora de Inglés y La Pareja de al Lado es su debut como novelista.

“La Pareja de al Lado” nos presenta a Anne y Marco Conti, una joven pareja que vive en un barrio más menos exclusivo junto a Cora, su bebé de seis meses. Anne está molesta, porque están en una cena con los vecinos, dejando a la bebé sola, porque Cynthia -la vecina -exigió que no la llevaran ya que no soportaba su llanto. Anne no está muy convencida y sin embargo accede, así que se llevan el monitor de bebés y se turnan para ver a la niña cada media hora. Entonces, en la última visita antes de volver a casa, Cora desaparece.

Y así comienza la primera mitad de la pesadilla: la policía, la sospecha, los medios. La opinión de la gente, la culpa y la responsabilidad. Curiosamente empecé a leer este libro cuando aparecieron nuevas declaraciones sobre el caso de Madeleine McCann, y de inmediato pude visualizar a los padres, angustiados ante los medios, en esas realidades alternativas donde el dinero no es problema -los padres de Anne son millonarios, así que la teoría de un secuestro con motivo de un rescate, es totalmente válida -con esos descubrimientos que claramente se pueden malinterpretar. Anne y Marco se enfrentan no sólo a la desaparición de su pequeña hija, sino a la opinión del resto, a los medios que no los quieren y al inspector Rasbach que los sindica como culpables, con esa sensación de haber visto tantas atrocidades en sus casos anteriores, que se siente preparado ante cualquier cosa. La segunda mitad llega de la mano de los descubrimientos, que dejan a la vista muchas otras verdades de las que los protagonistas deberán hacerse cargo. Los problemas económicos de la empresa de Marco, las extrañas costumbres de Cynthia y Graham (los vecinos), y un secreto sobre Anne que abre otra línea de investigación.

“Nos lo merecíamos y todo el mundo lo sabía.”

Una de las cosas que más llaman la atención acerca de este libro son los temas que pone sobre la mesa, sobretodo el de las “super mamás”. Una de las mayores preocupaciones de Anne es ser vista como una “mala madre”, lo que la lleva a actuar de modo muy errático. Mantener una buena imagen ante la familia, los amigos, y una eterna fila de desconocidos sin importancia, le pasan la cuenta. Una depresión post parto, psiquiatra y medicación, autoestima mermada y esa sensación constante de miedo y vulnerabilidad. Anne es como un venado, algo frágil y nervioso, triste y solitaria. Marco por otro lado añora los buenos tiempos, cuando Anne no estaba deprimida, cuando sentía que juntos podían hacerlo todo. La extraña, y le preocupa, pero no es capaz de ayudarla al no saber cómo hacerlo.

Mas allá del Cliché

El libro está lleno de momentos bien crudos, sobretodo para quienes somos padres, y es fácil empatizar con los personajes (aunque pertenezcan a estos entornos aparentemente tan irreales). Una pareja llena de sueños, los papás millonarios de ella, la vecina malintencionada, el bebé perdido. Elementos bien comunes en estas historias, pero que generan otros temas. La investigación pone sobre la mesa no sólo el debate acerca de la depresión post parto, del proteccionismo de los padres, sino que también trata acerca del bullying. Estamos ante lo que parece ser una historia de secuestro, pero que durante toda su extensión no hace más que poner a prueba los límites de Anne. “La Pareja de al Lado” entonces es eso: un thriller acerca de los límites, interesante, recomendable, y sobretodo ideal para esas lecturas de días de lluvia y -por qué no -una futura película.

¡Comenta!