De partida, reconozco no haber leído ningún libro de la saga de “La Torre Oscura‘. Probablemente lo haga en un largo tiempo después de dejar pasar el boom de la adaptación que llegó a nuestra cartelera este jueves 24 de agosto. Así que, esta crítica va con pachorra desde la perspectiva de un cinéfilo más como cualquiera de ustedes, que no sabe más de lo que sale en los trailers.

“El Niño y el Vaquero”

Siempre son entretenidas las historias que tienen que ver con niños emprendiendo “el camino del héroe” acompañados de lo que conocemos como un maestro de la luz; un gallo seco peleando, hábil, inteligente, pero con un carácter de mierda. Un hombre quien abre su mundo a una generación que recién comienza a seguir sus pasos, casi como el padre sustituto que el personaje nunca tuvo, o que perdió en el camino.

El cabro chico en esta película es Jake (Tom Taylor), un pre-adolescente que en sus sueños ve una serie de pistas que lo guiarán hasta una aventura infernal. Solo que en su realidad actual, su familia y el mundo que lo rodea lo considera un loco de remate. Su padrastro lo detesta, y su madre pareciera estar al borde del colapso nervioso por tanta preocupación bajo el techo de su casa…

El vaquero (“The Gunner“) está protagonizado por Idris Elba (‘Beast of no Nation’), y encarna a un héroe en retiro que se alimenta de la venganza y las balas. Su única motivación es derrotar al hechicero que está a punto de derribar la última defensa de la luz en contra de la oscuridad en el universo; La misteriosa “Torre Oscura” ubicada en un mundo parelelo.

Hay que entender que aquí se habla de un contexto ultra terrenal, (algo así como el Multiverso) con el detalle de que la lucha de la luz contra la oscuridad se libra en diferentes mundos. Uno de ellos es obviamente la Tierra, con la ciudad de Nueva York como el eje de esta historia (bien novedoso oye).

De no ser porque esta película llegó demasiado tarde, diría que hubiera sido la película perfecta para los niños de los años noventa. Es –casi– el tipo de historia que nos encantaba ver con protagonistas que explotaban nuestro imaginario colectivo; ese con el que soñábamos vivir una aventura en tierras lejanas, y descubrir que podríamos ser los héroes junto a un gallo badass que te enseñaba sus técnicas de combate y su manera de vivir la vida. Suena perfecto, pero ahora en 2017 no tanto…

Hagámosla corta, ¿es tan mala como dicen?

No, no es mala. Sinceramente he visto adaptaciones mucho más mulas que esta, y en teoría igual me mantuvo entretenido un rato (salvo como por la mitad de la peli en donde casi me quedo dormido).

Los puntos fuertes pueden ser que por muy clichés que sean los personajes, ninguno actúa mal. Idris Elba siempre ha sido un seco en los personajes que interpreta, el niño no es el pelmazo al que estamos acostumbrados a ver, obteniendo –de vez en cuando– un poco de valor en el camino, y a Matthew MacConaughey al menos se le compra ese papel de bastardo hechicero (por alguna razón me da la impresión de que el loco es así en la vida real).

Otra cosa, es que a lo largo de la película (al igual que en los libros según me han contado) se pueden ver diferentes easter eggs que relacionan este mundo con el de muchas de las obras de Stephen King.

Por ahí leí bien grande la palabra “PENNYWISE” (IT), y también una gran referencia a ‘The Shining‘, ‘Children of the Corn‘, entre otras. Debe ser porque este universo “oscuro” de ‘La Torre Oscura’ –en teoría– reúne todos los monstruos de Stephen King en un solo macro-espacio lleno de referencias. Quizás no directamente, pero funciona como una especie de depósito de criaturas literarias.

Sabiendo todo ese provecho que le podrán haber sacado, la sensación “que queda” es como que tuvieron el gol frente el arco, y le dieron al palo.

Lo malo es que no hay más de lo que acabo de decir. Pudiendo haber realizado una historia mucho más “original” que lo básico, cambiando –por ejemplo– el guión latero por algo más sensible, es que prefirieron tomar una gran novela para pasarla por el filtro de salchichas hollywoodienses que llega en cantidades industriales a los cines del mundo.

Incluso sin saber nada de la historia supongo que el tema de “los pistoleros” dentro de la historia es la columna vertebral, pero que ni siquiera le dan el tiempo de explicarlo bien, y queda –casi– como “los tipos que manejan bien las armas”, perdiendo todo el encanto de lo que uno podría suponer de “héroes que protegen el universo de la oscuridad”.

Lo bueno con respecto a las obras de Stephen King, es que no tendremos que esperar mucho para superar el trago amargo con ‘IT’, que ya me dijeron viene realmente buena. así que a esperar nomas…

Eso por ahora, recomiendo ir a ver ‘La Torre Oscura‘ con las expectativas bajas para que al menos la atmósfera de terror y suspenso logre cautivarlos sin dejarlos con la sensación de que “perdieron el tiempo”. Si aun así no los deja contentos, recomiendo siempre ir a comprar los libros porque Stephen King como escritor nunca decepciona a nadie.

Os quiero, adios.

¡Comenta!