Han pasado tres años desde que vimos la maravillosa ‘LEGO, La Película‘, y de todos los personajes presentes creo recordar que el más aplaudido fue Batman; con su oscura personalidad y un jingle personal que nos mató de la risa. Bueno, ahora tiene su película propia que llega a nuestra cartelera este jueves metiendo ruido con bati-bombos y platillos.

¿De verdad es tan buena como dicen?

Si, absolutamente.

Personalmente, no soy un fanático de los LEGO. Creo que nunca tuve uno así que no digamos que soy un “experto” en este tema, pero siendo honesto aquí eso es lo que menos importa. Sin embargo, todos sabemos quien es Batman, sus motivaciones, y su relación con el resto de los superhéroes, así como su vinculación con los villanos más clásicos de ciudad Gótica. Es por eso que esta película no pierde el tiempo mostrando ningún tipo de “origen”, ni mucho menos se preocupa de replantear lo que ya todos sabemos. Es más, esta película está dirigida especialmente a aquellos que han seguido las aventuras del héroe más popular de DC (epa!), y se detiene en mostrar el lado más solitario de Bruce Wayne, pero exagerando de manera muy chistosa la relación con sus pares y enemigos. Un lado B del playboy más millonario de Ciudad Gótica, al humano, al humano-lego, en verdad.

Dicho de otra manera, este vendría siendo el Batman mas honesto hasta la fecha, porque si bien es una “caricatura” hecha con cubos, finalmente termina por juntar todos los elementos posibles entorno al hombre murciélago, y los convierte en un universo propio sin transformar nada de lo que ya hemos visto.

Algo muy chistoso por cierto, es que la película se encarga de que sintamos ternura por Batman (xD), porque durante el film ocurren todas las cosas que siempre imaginamos que podrían pasar tras las viñetas y que hasta ahora sólo los memes se han encargado de hacer realidad. Su relación obsesiva con el Joker, la filantropía y la falta de empatía por el resto, son lo que le da el alma al Batman de esta película, y de paso, consigue engrandecer a un héroe que ya sabemos, es el más querido por todos y todas. Corta.

LEGO es entonces la honestidad que nos hacía falta para Batman, una honestidad frenética y llena de risas a la cual se le puede perdonar todo. Sobre todo, porque tiene un ingrediente que nadie se atreve a tocar hoy en día: el de reírse de sí mismo. Por lo mismo, me atrevería a decir que LEGO Batman es una de las mejores películas animadas de DC, porque no solo se ríe de lo dramático que es el personaje, sino que además se ríe a carcajadas del universo cinematográfico desde ‘Batman‘ (de 1989) hasta ‘Suicide Squad‘ del año pasado. Osea la película es un gag nerd todo el rato y una parodia de sí misma de principio a fin.

¿Para grandes o chicos?

Para todos. Durante la función los niños lo pasaron la raja, la animación es rápida, atractiva, y no deja espacios lateros en que se puedan aburrir. Además la duración (1h 44 min) es ideal para no extenuar a los regalones. Así que si desean llevar a los más chicos y chicas de la casa, bienvenido sea.

Obviamente hay algunas tallas y guiños que apuntan especialmente a los adultos, y hay tantos cameos al mismo tiempo que resulta irónico que una película como LEGO lo pueda hacer, mientras que ‘La Liga de la Justicia‘ o Marvel estén de cabeza intentando resolver estas “reuniones” de superhéroes. Por eso da gusto verlo aquí en ésta película, porque no hace falta introducir a nadie, y porque todos sabemos de lo que estamos hablando, y solo queda ver como “juegan” estos LEGOS.

La bati-señal

La verdad no quiero seguir ahondando en la trama, ni seguir comentando una película que deben descubrir por ustedes mismos, porque ahí está la magia de LEGO Batman, sumergirse en la psique de un personaje que se toma muy en serio el papel de caballero oscuro, aun cuando tarde o temprano, esa necesidad natural de estar acompañado comience a surgir en su cabeza.

LEGO Batman es una película que vale la pena ir a ver al cine, y luego comprarla en blu ray para tenerla en la mesa de centro de la casa.

En algunos sitios la están calificando con la nota más alta, yo por lo menos le doy diez mil estrellas y cinco gaviotas de plata, porque se lo merece. Porque nos demuestra que el género superhéroe no está muerto, y no todo lo que se está haciendo en DC es un desastre.

LEGO Batman es una película completamente entretenida, es una bati-señal que nos indica que está hecha con respeto y cariño, de fanáticos para fanáticos (y se nota).

¡Comenta!