La nueva entrega de Columbia Pictures cuenta entre sus personajes con Roy Adams (Ryan Reynolds), David Jordan (Jake Gyllenhaal), que en verdad parece que están de relleno en la película ya que Calvin -el marciano (y lo podemos decir así, ya que viene de marte) -se roba la película.

Este film llega a formar parte de un género no muy explotado, ni muy valorado al cual me gusta llamar terror claustrofóbico con extraterrestres, que sabemos, también es tu favorito.

Una historia ya vista, muy al estilo del Octavo pasajero de Alien, aunque, con algunas diferencias: dejamos atrás el oscuro y tétrico ambiente lúgubre donde se podría ocultar fácilmente una criatura de color negro, (bien ahí) ya no parece tan igual, con una criatura desconocida al interior de una nave espacial donde salir de ella te mataría al instante (terror claustrofóbico) y finalmente la criatura desconocida, extraterrestre, hambrienta y que podría terminar fácilmente con la humanidad (siempre quieren arrasar con la humanidad), en donde un grupo de científicos espaciales serán los encargados de mantener a raya a Calvin, la poderosa y agresiva unidad celular de la cual se piensa podría haber terminado con la vida en Marte y que ahora se encuentra en el laboratorio dentro de una olla a presión que en cualquier momento puede explotar y bueno… no hay que ser un genio para saber que ese es el gran desenlace de la película, criatura desconocida, fuera de control.


Aunque a diferencia de Alien esta ocurre en un futuro que no se ve tan lejano y en una nave que se encuentra orbitando la tierra donde al parecer se tienen todas las herramientas para mantener al marciano bajo control, sin tener que poner en peligro a la tierra, obvio es la NASA tienen todo bajo control, ¿o no?.

Una historia entretenida, algo vista si ya estas por alrededor de los 30´s, quizás algo nuevo para los más jóvenes, pero sin duda muy entretenida de ver.


Al final te quedas con un sabor agridulce y un poco ahogado tras ver Life, pero es lo que busca este género, ahora que ya hiciste la previa para Alien: Covenant no queda más que esperar hasta Mayo.

¡Comenta!