Un juego de aventura debe tener claramente una historia de fondo… ¿si no, cuál es el sentido? ¿y quién será el/la héroe/heroína? ¿Qué clase de travesía será? ¿La aceptaré o me obligarán? ¿habrá villanos? Ya, basta de tantas preguntas mejor… vamos al grano.
Miitopia como ya se dijo es un juego donde tendrás un universo medieval que será complementado por la creatividad que puedas aportar con tu Mii y los de tus amigos (o Miis que vayas creando), pero a ver… ¿no sabes que es un Mii? Mira, basicamente es el “personaje” que te representa para las consolas de Nintendo, imagina que es tu foto de Facebook, solo que en 3D y podrás personalizarlo sin necesidad de photoshop.

Ahora, ya sabemos que hay una aventura “personalizada”, ¿cuál es el fin? No hay aventurero sin motivo, ni hobbit sin anillo que esconder. En Miitopia la trama es simple, vas caminando por ahí bien re loco y de la nada terminas en un pueblo con habitantes medio disfuncionales, cuando de repente aparece el maligno villano (al cual podrás bautizar y personalizar), el compadre claramente tendrá problemas de personalidad, pues se verá en la intención de robarle los rostros a la gente (claramente tiene sus motivos, pero omitiré el spoiler) y se saldrá con la suya, aparecerá luego el clásico cobarde y famoso alcalde, tirandote un palo con la intención de que lo ayudes… ¿como no hacerlo?

Los malos malosos

En Miitopia los villanos no son más que criaturas que el villano principal ha “poseído” con los rostros que se ha robado de otras personas de este colorido mundo, aquí la cosa es simple y básica. El don señor maligno, quien bautizamos a gusto, puede ser ese profesor detestable, el compañero que nunca te invita a la pichanga, un jefe pesado o hasta un personaje ficticio ideado por ti, ha robado rostros de antes que empezarás a jugar, fue básicamente programado para eso, con un peinado bien radical tendrá un ejército de piedras con vida, mariposas gigantes, setas/hongos risueños, nubes y toda clase de rufianes que puedas encontrar, a mi ciertamente me agrado la variedad, además cada personaje tenía su ataque o habilidad propia, pero no te quitaré la emoción de descubrir cuales son.

La banda del chico Miitopio

No serán los bravos miembros de la banda del chico Ulon de Nerdix, pero serán tus amigos. Cada personaje de tu equipo dentro del juego tendrá un rol particular, su cosa clásica de un “juego de rol”(rpg para los puristas), me agrado mucho esto, la repartición de clases me recordó a Neoquest II de Neopets (perdón lo viejo). Podían ser chefs, ladrones, guerreros, magos… incluso cantantes. Era bien simpático y como siempre, todos tenían su habilidad principal, a medida que avanzaba el juego y las batallas se hacían más interesantes, ganabas más experiencia y obvio… ¡subías de nivel! Yo como siempre juego con magos, ganaba habilidades como lanzar bolas de fuego o relámpagos, mi compañero era ladrón y podía atacar a más de un enemigo a la vez, sumado a que podía robarle objetos que te resultan útiles durante el juego. Se dan situaciones bien entretenidas, como cualquier juego de Nintendo tiene situaciones que son solo para reír, ¡por ejemplo que una armadura de peluche con diseño de abeja sea mejor que una de hierro!

Las peleitas y la travesía

¿Has jugado pokémon? De ser así, el sistema de pelea te será muy familiar, por turnos, eliges a los oponentes, puedes curarte de por medio o incluso usar un templo de sanación en vez de atacar. Ciertamente no es el modo de pelea más novedoso del mundo, pero entretiene, tiene guiños claros a otros juegos de la casa de la diversión que es nintendo.

En cuanto al viaje, mediante avanzas (o te envían en misiones) vas a ir desbloqueando partes del mapa, a veces podrás encontrarte con tesoros, muchos monstruos y conversaciones entre tus Miis. Ojo, que no empezarás con la banda completa, por lo que tendrás que elegir bien tus peleas. Habrá una voz celestial dispuesta a ayudarte si te metes en problemas que no puedes solucionar, pero no vayas a abusar de la ayuda.

¿Lo malo?

El tema de crear los personajes suena súper mega cachilupi, probablemente a un público determinado eso le va a encantar, es entretenido y todo eso.. pero en lo personal me sucedió que no tenía muchos Miis registrados en la consola y tampoco soy muy de sacarla, entonces cada vez que se sumaba un personaje nuevo tenía que inventarle algo rápido cuando yo solo quería seguir avanzando la historia aún más. Ciertamente disfruté que algunos de los protagonistas fueran conocidos/amigos, pero otros personajes eran como “¡Por favor dame una opción propia y genérica del juego!”, cosa que falto… No culpo a Nintendo, la idea de sus consolas es que reunen amigos y creen comunidad, pero aún así no siempre es la realidad de sus jugadores.

Para el final, es un juego redondo, tiene de todo, aventura, risas, personajes alocados, ciertamente es un juego bien familiar, por lo que asumo que niños estarían fascinados. Si se trata de una puntuación le daría 6.1 de 7 mapachestrellas solo por el tema de los miis que tienes que crear, por lo demás cumple, es un juego espectacular para esas tardes donde quieres sacar la vuelta o esos viajes largos que podrían mejorar con una 3DS, ya podrás encontrar.

Si te faltó motivación, aquí va el trailer:

¡Comenta!