Esta serie debe tener a los seguidores más ansiosos de todos los tiempos, ya que la espera entre los estrenos de sus temporadas excede a cualquier otra serie que se esté emitiendo actualmente.  La cuarta temporada, estrenada este 1 de enero, se emitió más de un año después del capítulo anterior que fue un especial de navidad, que muy poco se relacionaba con el canon de la historia. Antes de eso, los tres capítulos de la tercera temporada, se emitieron en enero del año 2014 por lo que la espera ha sido más que larga.

Sin embargo, esto no detuvo a los seguidores de Sherlock ya que, al menos en el Reino Unido, ocho millones de personas sintonizaron el canal de la BBC el primer día del año para ver las aventuras de un Sherlock Holmes moderno en el episodio llamado “The Six Thatchers”.

 

El capítulo lo tiene todo, incluso un resumen para los perdidos, recordándonos que al parecer Moriarty (el archienemigo de Sherlock Holmes) no estaría muerto y que tiene un plan que está volviendo loco al detective y a su compañero Watson. Sin ahondar mucho la trama, para evitar los spoilers (al menos por ahora), lo más interesante es que durante el episodio, Sherlock no es el centro de la atención, es una especie de paréntesis,necesario para entender que a partir de ahora todo ha cambiado.

La tónica del capítulo es la misma de siempre, partiendo con un par de casos ‘fáciles’ de resolver los cuales desatan un enigma más grande que tiene al detective Lestrade rogándole a Holmes por toda la ayuda posible. Sherlock desea que el caso sea personal, buscando que Moriarty sea quien esté detrás de todo, que el caso sea un plan para atraparlo, pero se decepcionará, Sherlock, como nunca, no conocerá toda la información para resolver el caso antes de que sea tarde.

 

Vemos como el gran Sherlock Holmes trata de escapar de lo inevitable, casi como una obra de tragedia griega, haciendo así que la audiencia lo humanice, que se vea menos su papel omnisciente. Puede ser que no haya perdido su capacidad de deducir todo, sin embargo, la ignorancia será la base de su vulnerabilidad, algo que vemos ya llegando al final de los 90 minutos del capítulo.

Me hubiese gustado ver los acontecimientos de este episodio en períodos más largos de tiempo, ya que sentí que todo pasó extremadamente rápido.  Ahora bien, quedan solo dos episodios, uno el 8 y otro el 15 de enero, por lo que no puedo pedir más profundización en la historia, que al parecer estaría dando fin a la serie ya que se dice que será la última temporada en emitirse.
**¡ATENCIÓN! ¡AQUÍ COMIENZAN LOS SPOILERS!**

Ahora, contando un poco más el capítulo (si no lo has visto, recomiendo no seguir leyendo porque viene el primer gran SPOILER del año),  The Six Thatchers se basa en la obra The Adventure of the Six Napoleons de Arthur Conan Doyle, pero  ahora son seis únicos bustos de la primera ministra Margaret Thatcher que están siendo destruidos por razones desconocidas.

Lo que esconde uno de los bustos es nada más y nada menos que información sobre el pasado de Mary Watson, la esposa de su compañero de aventuras, precisamente esto es lo que Holmes tarda en entender, junto con sus consecuencias.

En las temporadas pasadas descubrimos que Mary era un agente, espía y asesina. La dulce Mary no era más que un agente que trabajaba para asuntos secretos del gobierno. Casándose con John Watson lograría tener una vida tranquila y podría formar una familia. Justamente, vemos el nacimiento de su hija y cómo deben aceptar que la pequeña Rosamund Mary Watson ahora es una más del clan.

Pero esto dura muy poco (ahora si MEGA spoiler) ya que el pasado de Mary logra llegar al presente y sucede lo peor: en este estreno de temporada, vemos los últimos minutos de vida de Mary Watson.  Lo que más duele es ver la reacción de su esposo,ya que preso de la culpa, Martin Freeman logra traspasar el dolor de John Watson a su compañero Sherlock a una rabia irremediable.

Esta es la mejor despedida para Mary, pudimos verla como una madre dulce y luego tenaz y ruda, todo a la vez, gracias a los flashbacks de su pasado. El mensaje final es preciso para dar la continuidad que necesita la serie y regresar a su centro: “Sherlock, salva a John Watson”

Junto a esta excelente despedida, los fans esperamos ver en los siguientes dos episodios el regreso de Moriarty o la respuesta a sus breves apariciones post mortem, sin dudas, aún hay muchas preguntas que responder.

 

¿Quieres ver un adelanto del segundo episodio?

¡Comenta!