El pasado 2 de Octubre, HBO estrenó su nueva serie, basada en la película de 1973, “Westworld” o también llamada “Almas de Metal” (así la conocí yo en TCM) u “Oestelandia”. El proyecto ha sido denominado como la apuesta de la cadena de crear un fenómeno que equipare en popularidad a Game of Thrones, y la verdad es que podrían estar muy cerca de conseguirlo.

Pero vamos por partes.

Esto ya se hizo 

La trama se desarrolla en Westworld, conocido como el mejor parque de atracciones del mundo, donde es posible vivir una aventura del lejano oeste en un pueblo cuyos habitantes son robots increíblemente convincentes. ¿En serio? ¿Un parque futurista lleno de atracciones creadas y controladas por el hombre y que desafían un poco a dios  con sus pretensiones de manipularlo todo? Antes del estreno, no faltaron quienes se quejaban de la aparente falta de originalidad del guión, y su semejanza con otras historias. ¡Pero así es!, de hecho la película Westworld, fue escrita y dirigida por Michael Crinchton, quien años después escribiría esa entrañable aventura de dinosaurios llamada Jurassic Park. 

Westworld fue un estreno visionario para la época, aunque estamos hablando de 1973, y existía la posibilidad de que la fórmula no fuera tan efectiva ¿pero saben qué? logró reconstruirse con éxito.

Esas pequeñas sutilezas

Si no han visto la película tampoco es grave, la verdad es que la historia se reescribe muy bien, ya que le da un toque más fresco y espeluznante de lo que fuera su antecesora (que de por sí ya es bien tétrica). Hay menciones, pequeñas referencias, pero que de verdad no afectan la calidad ni la coherencia de la serie.

Una inteligencia que se vuelve contra nosotros

Como ya dije antes, la trama no es nueva. Para nada. Tal vez en el 73′ lo fue, pero lo cierto es que por sí sola no tendría mucho sentido, así que el trabajo de volver atractivo este producto ya visto, era arduo. Pasó un poco lo mismo que con Stranger Things. Nada de lo que aparece en la serie es realmente nuevo, sin embargo el increíble trabajo desarrollado, deja conformes tanto a los nostálgicos como a quienes recién se familiarizan con el género.

Westworld es lo más básico en la ciencia ficción, y sin embargo tiene elementos tan bien trabajados que funciona. Funciona la trama, funciona el cambio de enfoque de una historia ya contada tantas veces que aparece hasta en los Simpsons, funciona Anthony Hopkins, funciona la música, con esas versiones de temas de Soundgarden y Rolling Stones. Funciona Ramin Djawadi en el tema de inicio (¿les recordó a Game of Thrones? Claro, es el mismo compositor), funciona el clima, los efectos, y sobre todo, funciona la incertidumbre. Funciona el planteamiento ético que se esconde tras cada desafío tecnológico ¿hasta dónde somos capaces de llegar cuando sabemos que no existen las inhibiciones?

Mención especial a Jonathan Nolan (el director) y a su mujer Lisa Joy, quienes adaptaron la novela de Crinchton. Se nota mucho su sello, y se agradece, porque su manera resultó ser la que esta historia necesitaba, es como juntar a dos personas que pareciera que se conocen desde hace años.

¿Es una serie fácil de digerir? No, atractiva sí, pero al igual que con Game of Thrones, no sirve verla por pedazos. Tienes que verla y además poner atención.

¿Tengo dudas? muchas, y varias teorías locas, relativas al mundo de westworld, tengo harto qué decir al respecto, pero espero que mi comentario los haga buscar en su plataforma regalona y sentarse a ver esta serie, que sin lugar a dudas vale la pena, por las expectativas y el tiempo que se hizo esperar.

¡Comenta!