Corría la década de los 70’s y las figuras de acción habían irrumpido el mercado gracias a “G.I. Joe”. Las figuras de Hasbro dominaron el mercado y trajo como consecuencia la reacción de otras compañías jugueteras. Así fue cómo MatchBox lanzó una línea de figuras llamada “Mobile Action Command”(MAC), un comando de rescate inspirado en los legendarios “Thunderbirds”, con personajes especializados y equipados para operaciones en distintos ambientes. Tanto los “G.I. Joe” como los “MAC” eran figuras de calidad, con el respaldo de reconocidas marcas y, por lo tanto, de alto valor. En Chile, este boom llegó en los 80’s y se mantuvo esta misma tendencia en cuanto a los precios, por lo que sólo la gente pudiente podía aspirar a coleccionar estas preciadas figuras.

Entonces “Action Jack” llegó al rescate. Si lo ponemos en simple, “Action Man” era la versión pirata de “MAC” y punto. Tan pirata que su principal punto de venta era en las ferias libres a las que nuestras madres concurrían cada semana para adquirir, principalmente, frutas y verduras. Entre la gran variedad de artículos a la venta a lo largo de estas ferias, los puestos que vendían (y todavía venden) juguetes, eran infaltables. En medio de su amplia oferta, aparecieron estos “monitos” parecidos a los de la tele y que no superaban los $200 cada uno. Una ganga para los padres y felicidad para nosotros, en una edad que simplemente no te cuestionabas el valor de las cosas, sólo recibías feliz tu figurita coleccionable.

Los “Action Jack” eran figuras articuladas 100% de plástico y, aunque todos tenían la misma cara, venían con distintos roles para labores de rescate, como hombre rana, montañista, médico y una especie de militar. Estos roles venían definidos por los accesorios que cada uno traía, también hechos de plástico y de un solo color toda la pieza. Además, el color del “traje” de cada “Action Jack” era distinto. Al sacarlos de la caja, los accesorios venían unidos a una especie de grilla plástica de la cual había que desprenderlos. Personalmente, consideraba este paso cómo algo muy entretenido y que había que hacer con mucha concentración.

Quizás el sello más distintivo de los “Action Jack” era el hecho de que toda la estructura de los muñecos, se sostenía gracias a la extensión de la pieza que era su cuello, por lo que al sacarle la cabeza, la figura se desarmaba completa. Gracias a esta característica, había una entretención extra, que permitía armar, desarmar e intercambiar partes.

También tuvieron vehículos, animales y otras cosas que se vendían en distintos sets, pero según mis recuerdos, esos no llegaron a Chile. Por lo menos no a la feria.

Si tuvieron uno, si los recuerdan o si nunca los conocieron, comenten aquí y cuéntennos. Queremos tus recuerdos para que este Baúl se siga llenando. Nos leemos en una semana, por las pantallas de Nerdix. Buenas noches y buena suerte.

¡Comenta!