La primera serie live action que sacamos del Baúl de los No me Acuerdo, fue una de mis favoritas. Lamentablemente, el alto costo de producción, los malos horarios de exhibición y el intentar mezclar elementos para niños y adultos, les jugó en contra, así que fue cancelada luego de una temporada.

Tal como se menciona en la intro, la serie nos mostraba un futuro apocalíptico dominado por las máquinas, conocidas como Bio-Droides, con su malvado líder, Lord Terror dirigiendo el imperio desde Vulcania, donde los humanos eran perseguidos para ser digitalizados. Los Soldados del Futuro se levantan como una luz de esperanza y dan la lucha por salvar a la humanidad. Encabezados por el Capitán Jonathan Power, este grupo de guerrilleros, estaba conformado por Matt “Halcón” Masterson, especialista en operaciones aéreas; Michael “Tanque” Ellis, encargado de infantería; Robert “Explorador” Baker, espionaje y comunicaciones, y Jennifer “Piloto” Chase, experta en tácticas.  Además de sus particulares especialidades, los Soldados contaban con los espectaculares Trajes de Poder, unas armaduras con las que se equipaban con el grito de “Poder!”.
Si, puede que todo suene bien parecido a “Los Centuriones”, pero acá eran personas de carne y hueso personificando a estos personajes, lo que lo hacía increíblemente alucinante.

Cómo si esto fuera poco, esta fue la primera serie de televisión que incorporó CGI en sus capítulos. Todos los Bio-Droides fueron creados con esta tecnología. Hoy en día se ven ridículos, pero en esos tiempos de verdad que era increíble. De estos personajes digitales, destacaba Soaron, que era una especie de pájaro metálico bastante detestable, y Blastarr, que disparaba láser por sus dedos.

Las historias del Capitán Power se movían entre las batallas con armaduras y robots, a conflictos y relaciones interpersonales un poco más adultas; porque los creativos querían que esta fuera una serie que los padres pudiesen ver junto a sus hijos. Por eso tenía una atmósfera más bien oscura, y algunos dijeron que era muy violenta para los niños.
Personalmente opino que cada elemento que la componía, la hacía única. Los personajes, sus armaduras, los Bio-Droides, los láser y explosiones. Si eras un niño en los 80’s o 90’s, este serie era el sueño hecho realidad. Por esto, no dudé en construirme mi propio Traje de Poder, con mochila, casco, cartones y lo que encontrara, con tal de ser uno de esos Soldados del Futuro.
Y por esto, creo firmemente que es injusto que no tenga ni siquiera segunda temporada, que mucha gente no la recuerde y que los rumores de un reinicio en el 2016, hayan quedado en nada.
Sacaron videojuego, línea de juguetes y cómics, pero no hubo caso. Una serie incomprendida, quizás adelantada a su tiempo y que hoy, sale de nuestro baúl.

Les dejamos la intro para que lloren por su NO-Recuerdo y nos volvemos a leer la próxima semana en el Baúl de los No me Acuerdo, como siempre en su portal ñoño favorito, Nerdix.

 

 

¡Comenta!