“Visionaries: Knights of the Magical Light” fue, en realidad, una miniserie de 13 capítulos, y se alzó como el producto más exitoso de una franquicia que pretendía promocionar, una vez más, una estupenda línea de figuritas de acción.


Bajo el alero de Hasbro, nos llegó la historia de los Caballeros de la Luz Mágica, que vestían armaduras de distintos colores, personalidades y, lo más importante, con distintos emblemas en sus pechos. Estos emblemas eran, principalmente, animales y criaturas mitológicas, los cuales conferían poderes especiales a su portador. La apariencia de estos distintivos emblemas o tótems, eran similares a unas pantallas de color negro con un figura brillante en ella; esta era la parte de la Mágica Luz.
Además habían ciertos personajes que poseían un estandarte o bastón mágico, el cual tenía el mismo tipo de “pantalla” en su extremo, con otra figura mitológica en ella, que también incluía poderes.
En sus versiones jugueteras, estos emblemas eran hologramas que cambiaban según la luz que recibían, siendo este su gran atractivo.

La historia nos lleva al mundo de Prysmos, donde los honorables “Caballeros Espectrales” y los malvados “Caballeros de Darkling” compiten en distintas pruebas y búsquedas que el Hechicero Merklynn les encarga. Este mismo hechicero los recompensa con la Luz Mágica, confiriéndoles poderes y otras chucherías mágicas, si logran cumplir con sus encargos.

En Chile, los “Visionaries” fueron contemporáneos a los “Centuriones”, y probablemente esa sea la razón de haber quedado relegados a un segundo plano. Una total injusticia, sobre todo teniendo en cuenta que los Caballeros de la Luz Mágica destacaban por tener una historia mucho más elaborada e interesante, que incluía traiciones y cambios de bando. Una trama y diálogos que, quizás, fueron muy complejos para nuestros cerebros acostumbrados a gritar “Poder Supremo!”.

Lo que sí quedó grabado en mi cerebro, fue el jingle con el que promocionaban los juguetes, que era la misma canción de la serie, pero en español y decía:
Visionaries, señores de Mágica Luz;
Visionaries, señores de extraño poder;

Visionaries!

No se acuerdan?
Vean este video en el minuto 7:41

Además de la serie y los juguetes, se alcanzó a editar 6 números de un cómic, y en el 2015 corrió el rumor de usar a “Visionaries” en el cine, como parte de un universo en el que conviven con otras franquicias de Hasbro, como “G.I. Joe”. Nos alegramos de que esto no pasara.

Como dato curioso, había un extraño detalle en el diseño de personajes: todos los villanos de la serie, usaban barba (menos la mujer, obviamente) y los buenos estaban bien afeitados, excepto por su líder, que usaba un bigote estilo Magnum.

Y para terminar de revolverles la memoria, acá una muestra de uno de los capítulos:

 

Con esto finalizamos esta entrega del Baúl de los No me Acuerdo de esta semana, nos leemos la próxima y ahora adelante, con más acción!

 

¡Comenta!