-CUIDADO AQUÍ HAY SPOILERS-

EL CAOS ES UNA ESCALERA‘, dice Bran Stark (a.k.a Cuervo de Tres Ojos) a “Littlefinger” (Aidan Gillen) en la mitad del capítulo emitido el pasado domingo, y que llevaba como título “The Spoils of War“.

¿Qué significa?, ¿por qué “Meñique” puso esa cara de aprietos?. Aquí te lo explicamos.

La daga marrdita que usaron para mandar a asesinar a Bran Stark en la primera temporada fue la que inició (en teoría) la guerra de los cinco reyes. La misma daga de acero valyrio, ahora era entregada en las manos de Bran como un gesto de “buena onda” por parte del –ahora– guardián del Nido de Águilas.

Todos sabemos quien es “Meñique”, y que cada cosa que realiza la hace pensando en un plan a futuro para asegurar su participación en el “juego de tronos”. Así mismo, no le bastó con sacar del juego a Ned Stark, Lisa Tully, e intentar a toda costa convertirse en el esposo de Sansa Stark. Por lo que esta señal de ganarse la confianza de Brandon, podría significar una pista de lo que planea de aquí al final de la serie…

Ahora, Bran en su rol de Cuervo-de-los-tres-ojos puede ver en su mente el pasado, presente y futuro de todas las personas. En sí, podría definirse como el personaje más poderoso de la serie si sabemos entender la magnitud de su habilidad. Por lo mismo y en un golpe maestro; es que interrumpe el diálogo de Littlefinger sobre el destino con una frase que caló los huesos del tipo más inteligente de la serie: “EL CAOS ES UNA ESCALERA“, misma frase que fue utilizada en la temporada tres en una conversación privada Varys y Littlefinger, donde hablaban sobre las oportunidades y consecuencias que se pueden sacar del caos en el reino…

Por si no quieren ver el video (que está en españolísimo) les transcribo la parte en que se menciona el tema:

Littlefinger: “El caos es una escalera; muchos intentan subirla y fracasan. Nunca podrán hacerlo de nuevo, la caída los destroza. (mientras se muestran imágenes de Joffrey y la prostituta asesinada a flechazos).
Pero otros, si se les deja subir se aferrarán al reino o a los dioses, o al amor, “Espejismos” (imágenes de Sansa despidiendo con lágrimas el barco de Loras). Sólo la escalera es real, el ascenso es todo lo que hay.

 

Opinión: 

Si Bran aceptó la daga para pasársela a Arya, es porque sencillamente sabe que Arya puede hacer buen uso de ella en batalla (como vimos más tarde en su entrenamiento). ¿Pero puede ella matar al “Meñique” así como así?, lo dudo. A menos claro, que a los Stark no les interese la ayuda de el enorme ejército de Nido de Águilas.

Además, de ser así estarían cayendo en la misma maldición que sus enemigos al traicionar a un invitado bajo el techo de la casa (entiéndase dentro de Winterfell). Así murió Robb y Catelyn a manos de los Frey, y es considerada una traición asquerosa penada por los dioses nuevos y antiguos.

Pienso que el “paso” que dio Bran fue para demostrar a Meñique que no-todo-está-bajo-su-control como él piensa. Mucho menos el destino que el Cuervo de Tres Ojos está viendo en sus recuerdos. Posiblemente Meñique cambie sus planes, y se dedique a seguir amarrando a los Stark hasta donde pueda, o hasta donde logre sobrevivir.

Lo que queda ahora es esperar los tres últimos episodios que quedan de la séptima temporada de ‘Game of Thrones’, y rezar a los Siete Dioses que la última temporada no la sigan retrasando hasta el 2019.

¿Qué creen ustedes que pasará?. ¿Piensan que Meñique sigue tejiendo un plan contra El Norte?.

¡Comenta!