De la pluma de Harriet Muncaster, llega esta simpática serie que nos narra las aventuras de esta increíble hada-vampiro. Dirigido hacia los primeros lectores es una serie fresca, entretenida que pasamos a revisar ahora.

Isadora Moon: va al colegio

Isadora tiene una difícil decisión que tomar, ya está en edad de ir al colegio y sus padres están de acuerdo en que es hora, pero aquí está el dilema ¿A que colegio debe asistir? a la escuela de hadas o de vampiros … y créanme cuando les digo que no será una decisión fácil de tomar.

Sus encantadoras ilustraciones en rosa y negro son algo que no puedes dejar de apreciar, en una divertida serie de lectura para los más pequeños que sueñan con flores y glitter, pero también disfrutan las noches estrelladas y los vampiros.

Este libro será capaz de enamorarte solo por su portada (fue lo que a mi me pasó) y debo decir alegremente que no me equivoqué. Isadora Moon no es una niña común, ya que su madre es un hada, su padre un vampiro y por esa razón ella y su hermana Flor de Miel son unos seres muy especiales ya que disfrutan tanto de las flores y el sol, como la noche y las estrellas. 

Sus padres quieren que Isadora vaya al colegio, pero es ella quien debe elegir el colegio que le guste más, así nuestra hada-vampiro probará en el día ir a la escuela de hadas y por la noche ir a la escuela de vampiros, sin embargo, no es tan hada como pensaba, ni tan vampiro como intuía, y así se hace aún más difícil elegir, pero ¿Logrará quedarse en un colegio?

Lo primero que llama la atención cuando ves el libro, es su portada, con una hermosa ilustración en tonos rosa y negro, en un círculo blanco aparecen Isadora y su conejo Pinky saltando. Está editado en formato de bolsillo lo que lo hace bastante cómodo de transportar. Su público objetivo son los niños desde los 6-7 años (primeros lectores), por lo que es de rápida lectura, y resulta muy fluido.

Tiene un poco mas de 120 páginas pero con letra grande, textos marcados para mayor expresiones y ¡muchas ilustraciones!. En verdad no hay demasiadas palabras por página y la lectura no se hace pesada, y tiene muchas técnicas para mantener la atención de los peques en todo momento.

Isadora resulta ser muy simpática, traviesa y demasiado querible, la historia en sí es divertida y dinámica, aquí quedará muy claro que ser diferente no es malo y la diversidad es algo maravilloso, en el fondo todos tenemos un lugar donde encajamos perfectamente a pesar de las diferencias, y ojo, que no será la única historia de la que sabrás, ya que pronto se vienen más noticias de Isadora Moon, un libro ideal para esos pequeños lectores.

¡Comenta!