“Más paciente que animador de los estudios Laika” podría ser el dicho. Pero mejor cambiarlo y dejarlo como: “Si vas a ver una película de los estudios Laika, parpadea ahora”. Parafraseando al pequeño héroe de su última producción “Kubo y la leyenda del Samurai” (todavía en cines, corre). Porque tener como estilo y arte de realización el método del “stop motion”, figuras físicas que se van moviendo cuadro por cuadro y fotografiarlos, a estas alturas de la tecnología y la era digital, es toda una hazaña repleta de paciencia, romanticismo, pero por sobre todo, talento. Tanto, que hasta uno de los grandes maestros de esta técnica, don Ray Harryhausen (“Los siete viajes de Simbad”, “Furia de Titantes”), debe estar aplaudiendo desde su cielo de plasticina y fantásticas maquetas.

giphy

Laika Studios nos dotó nuevamente de esa oscuridad maravillosa que descubrimos en los 90´s con “El extraño mundo de Jack” de la mano de su primer éxito “Coraline“, le siguió “Paranorman“, que entre sus bondades aportó con el primer personaje abiertamente gay en el cine infantil (el musculoso “Mitch”), luego llegaron “Los Boxtrolls” y este 2016 entregan esta joya basada en leyendas y el misticismo oriental. Una vez más definiendo temáticas que ya son su firma: la sabiduría de la niñez-vejez, la valoración de los cuentos y la oralidad; la tradición y lo sobrenatural por sobre la tecnología y la modernidad. Secos. Diez brindis de dieciocho chicos por ellos y su cinematografía.

tumblr_nz7iqmxoes1rq2e4to3_250tumblr_nz7iqmxoes1rq2e4to1_250

Kubo es un pequeño contador de historias tuerto. Sí, como Santiago Pavlovic, con parche y todo. De día recorre su aldea relatando fábulas y leyendas de samurais acompañado de su biwa (instrumento japonés) y sus origamis vivientes. Sí, tiene un mágico don que hace que sus monitos de papel se muevan por sí solos, onda pokemones. De noche cuida a su madre, quien a ratos divaga debido a un maleficio que la tiene “viva y consciente” sólo cuando oscurece. No, él no sabe darle un final a sus historias. Como un buen chiste sin remate. Así se la pasa, hasta que en un momento tratando de saber más de su pasado y su fallecido padre, desobedece y terribles seres llegan tras él y su mamá. Pues al parecer su oscuro abuelo y malévolas tías, criaturas sobrenaturales y poderosas, quieren el ojo sano que le queda como herramienta para cumplir un terrible propósito. Teniendo que comenzar una aventura en busca de una sagrada e inquebrantable armadura para salvar a su aldea, con una simio parlante y un escarabajo espadachín por aliados y protectores en su ruta. Sí, como un cuento que se hace realidad.

pcr_lauren_podcast_kubo_mara-kubo-and-the-two-strings

Ahí navega “Kubo y la leyenda del Samurai“. entre las preciosas y detalladas escenas de origamis voladores, mares tumultuosos, parajes nevados y una historia conmovedora llena de pulso, melodías y corazón. Donde brillan los personajes: la canosa primate autoritaria y brígida con la katana (Charlize “Imperator Furiosa” en su doblaje inglés), el tierno, aguerrido e ingenuo escarabajo (Matthew “Rust Cohle” McConaughey); las tenebrosas tías enmascaradas (Rooney “Lisbeth” Mara), el ultra mega poderoso tatita maloso (Ralph “Voldemort” Fiennes) y el travieso, imaginativo e inteligente Kubo (Art Parkinson, quien se pierde al hacer poco y nada como Rickon Stark de Game of Thrones). Que todos en la suma con cada gesto, movimiento y tono proyectan un grano de arena para este castillo emotivo que no tiene nada que envidiarle a Disney o Pixar. Mostrando un relato con sentimiento y esa bella imperfección que ofrece el “stop motion”, generando esa idea de presencia latente y verdadera, palpable. Realzando la creatividad y maestría de Travis Night en dirección y de los guionistas Chris Butler y Marc Haimes todos con pasado en los estudios Laika y el cine de entretenimiento, pero con contenido. Y que para esta ocasión, más que nunca, ponen en un altar el ejercicio de la memoria, y la nostálgica y querible mirada de la muerte, o el más allá, como mensaje y eje afectivo con el espectador. Poniendo en versus la mortal y limitada humanidad contra el eterno equilibrio de dioses y entes. Junto con darle especial énfasis a la figura femenina y de una madre, tanto de la lucha como desde el cariño.

tumblr_nz7iqmxoes1rq2e4to5_250tumblr_nz7iqmxoes1rq2e4to6_250

Otttsea…está la cosa y vibra japonesa, una música incidental formidable, la animación en stop motion reforzada con efectos especiales, la historia entretenida y graciosa; las peleas bien logradas y un final de lagrimones y vítores que nos toca la puerta interna de ese ser querido que ya no está, pero existe. Sin ir más lejos: vaya al cine y como un buen cuento, haga correr la voz. “Fin”.

 

¡Comenta!