The red capes are coming, ¡Underoos!, lo imposible es infinito, ¡todo lo que ellos construyeron se derrumbará!, we´re bad guys, its what we do; ¡aterrizaje de superhéroe, lo va a hacer!.

Seis frases, seis citas, seis películas. Un sólo vencedor. Encapuchados, huérfanos enojados (y varios), villanas sexys, metahumanos, mutantes, portales dimensionales, dioses, chimichangas. Todas y todos en contra, usando su más letal poder o taquilla acumulada. Sí, señoras y señores, es hora de definir: ¿Cuál es el mejor film de superhéroes de este año?.

Y como en Nerdix escuchamos al Puma Rodríguez, especialmente su mítica “hay que escuchar la voz del pueblo”, te entregamos el listado de los seis nominados, los cuales fueron seleccionados por un jurado Nerdix, una noche de sábado, frente a una fogata, a orillas del Mapocho y con hongos comprados en Meiggs. Calma, no te asustes, creemos que están las que tienen que estar, sólo una se fue por las alcantarillas, porque su título le hacía referencia (¡en el fondo las amamos Splinter y compañía!).

En fin, abrimos el sobre dorado con esquelas navideñas, y los concursantes son:

Deadpool: Quizás la más osada y arriesgada de todas, la apuesta, una que tuvo al propio Ryan Reynolds en cada etapa, desde ser aceptado para vestirse de Wade Wilson y su alter ego (contra viento, marea y todas las redes sociales), hasta conseguir las lucas, moverla en las carteleras y participar en cuánto evento ñoño hubiera. Un grande que se reivindicó de su terrible y fosforescente pasado como Linterna Verde, a punta chistes, patadas, carisma y oblicuos. Entretenida, rápida, popera, graciosa, cochina, diferente, políticamente incorrecta, freak, Deadpool. Y con la musa nerd Morena Baccarin.

Dr. Strange: Convengamos que Marvel CU sabe hacerla. Todas sus películas se entablan en una fórmula que es divertida, graciosa, visualmente potente y conectando sus productos. Una fábrica pulida de años. Poco riesgosa, sin mucha sangre y drama, pero funciona y se aplaude. Hasta que llegó don Bennedict Cumberbatch para dar una propuesta que algo, algo, difiere. Porque la presentación del soberbio Dr. Stephen viene colmada de efectos alucinantes, un elenco de grandes ligas, más oscuridad (por el historial de su director, Scott Derrickson) y por fin una banda sonora recordable y psicotrópicamente setentera a cargo del gran Michael Giacchino como orquestador.

Batman vs Superman: el amanecer de la justicia: La relación de dioses y humanos siempre es polémica. Pero lo que pasó con esta película fue cátedra del ramo “Súper Teología 5”. Los más grandes encapuchados de la cultura popular en un versus con referencias comiqueras de alto nivel. Con la humanidad dividiéndose a muerte entre Rotten Tomatoes y la fanaticada talibán. De ripios en guión y vacíos (¡Martha!), una suerte de trailer extendido, pero con escenas de pelómetro a mil y esa oscuridad hiperrealista -cuestionable- de Zack Snider en dirección y guión. Cuyo mejor ítem es ser el real amanecer del universo DC en el cine, invitando a la Liga de la Justicia y a la Mujer Maravilla dejando la patá con guitarras eléctricas de fondo.

Capitán América III: Civil War: El mejor ejemplo de la fórmula MCU.  Otra vez. Si bien era algo ya visto en “Vengadores 1 y 2” con las rivalidades y distanciamientos entre amigos, ahora se sumaban huérfanos heridos (también) y digámoslo, la presentación del personaje más querido y popular de la casa Marvel: El vecino de todos, el cabrochico Tocopilla, Spiderman. Resumida en la gran pelea del aeropuerto, incluyendo a Black Panther y al primer villano simplemente humano. Momentos de acción notables, chistes al hueso y guiños a esta maravillosa saga del cómic que logró hacernos, a muchos, cambiar de team. La chispa de todo lo colorido y gigante que se viene.

X-Men: Apocalipsis: Es verdad que muchos detestaron la apariencia de este “En Sabah Nur”, el mutante inmortal: pachacho y parecido Ivan Ooze de los Power Rangers. Pero Oscar Isaac igual salvó como Apocalipsis y sus jinetes con una historia corta, entretenida y ochentera. También se esgrime en base batallas contra las falsas divinidades y con padres-huérfanos heridos (Quicksilver). Interesante es la nueva camada de héroes juveniles, un súper Team Mekano y con Jean Grey más bella, Fénix y Stark que nunca. Además de ver a Wolverine en modo Weapon X. Nos encariñamos aún más con Magneto, volvimos a reír con las escenas veloces de su hijo y alabamos la inclusión de Psyloque.

Sucide Squad: Ehhmm yap. La pusieron difícil. Puntos positivos: reactivar un cómic que tiene a los villanos en pos de la redención, Will Smith como Deadshot, Margot Robbie como Harley Quinn. La canción principal de 21 Pilots, igual es bacilona.

Las cartas están echadas, ahora eres tú quién dará su veredicto. Comenta tu Mejor Película de Superhéroe 2016 y tu respectivo ranking:

[socialpoll id=”2408557″]

¡Comenta!