Luego de un necesario recuento de los sucesos acontecidos en la temporada anterior y una pequeña y directa introducción a lo que se viene, los pecados vuelven en un episodio digno del género que nos prepara para una nueva temporada cargada de acción y muchos momentos para atesorar.

El episodio comienza inmediatamente después de haber detenido a los caballeros sagrados, la paz vuelve al reino y el castigo para los caballeros sagrados es ayudar con la reconstrucción de este, en medio de la paz Baltra, Rey de Liones, tiene una premonición sobre una gran catástrofe que ocurrirá en el cercano reino de Camelot y divisa diez sombras responsables de tal acontecimiento, para evitar tal catástrofe el rey decide enviar a los Siete Pecados, sin embargo, Hendricksen, quien creíamos derrotado, consigue sobrevivir para terminar el ritual de invocación que trae a la vida al clan de los demonios, encabezados por nada más y nada menos que los diez mandamientos, una elite de guerreros designados por el mismísimo Rey Demonio.

Si leíste el manga puedes imaginar la cantidad de acción que se nos viene, si no es asi, no te preocupes y apégate a tu pantalla que ahora empiezan las mejores batallas, comenzamos a desmenuzar el pasado de Meliodas, su relación con Elizabeth, y con el clan de los Demonios, además de conocer al último integrante de los Siete Pecados.

La temporada comenzó con un capitulo bastante dinámico, la historia avanzo lo suficiente, hay expectativas y un largo sufrimiento de 24 capítulos confirmados para poder conocer más esta fantástica tierra llena de criaturas, razas y marcada por un romance eterno.

¡Comenta!