Sin duda, a mis 30 años, tengo una distancia (no tan grande) con la generación que hoy ronda los 15 a 18 años. Mi mamá nunca subió mi ecografía a Facebook, mi bautizo no estuvo en Instragram y no tuve computador en casa hasta los 15 años. Y aunque sólo son 12 años, la diferencia generacional se nota, especialmente en la valoración del espacio privado. Pareciera que, esta nueva generación, no concibe un mundo privado y un mundo público, todo se mezcla, y ninguna actividad tiene validez si no es expuesta. Esto, lejos de ser una crítica, es el reconocimiento  de una realidad donde todo es necesariamente “compartible”.

nervegif3

En esta historia “Nerve” es un juego virtual, donde los jóvenes deben elegir si ser “Observadores” o “Jugadores”. Los “Jugadores” deberán realizar los desafíos que los “Observadores” les pidan, y así ganar dinero. Como en todo juego expuesto a la decisión del público, los desafíos se vuelven cada vez más extremos, desde manejar una motocicleta con los ojos cerrados, a colgarse de una grúa a alturas desproporcionadas.

“Vee”, (Emma Roberts ; Scream Queens) es una adolecente tímida que, impulsada por su mejor amiga, ingresa al juego para hacer algo de dinero. Conoce a “Ian”, (Dave Franco; Los Ilusionistas)otro jugador, con quien comienza a recorrer la ciudad superando los retos del juego. Tommy, (Miles Heizer Parenthood), el mejor amigo de “Vee”, sospecha que el juego puede terminar mal, por lo que comienza a investigar, con la ayuda de sus amigos “hackers”.

Nerve4

“Nerve” presenta puntos interesantes; la realidad de una generación necesitada de  constante conectividad; la creación de un mundo donde los mayores no tienen ningún acceso o comprensión; la rendición de la voluntad propia en búsqueda de la aprobación popular, o la exploración de los espacios más oscuros y tenebrosos de la Internet.  Estos temas ponen en evidencia  el nivel de desapego de los jóvenes  con el mundo real en búsqueda de una identidad virtual, y lograr cierto reconocimiento.  Pero esta fama es demasiado pasajera y el mundo virtual permite la entrada constante de nuevos actores. Como si se viviera permanentemente en el futuro, el presente pierde importancia y el pasado no existe.

Pero la película pierde la oportunidad para adentrarse en una reflexión coherente sobre todos estos temas, y termina por convertirse en un thriller bien intencionado pero débil y pobremente actuado. Sólo los primeros 15 minutos mantienen cierta profundidad, con un manejo audiovisual que remite a la estética de los videos musicales, e intentando mantener un ritmo frenético, apoyado por una banda sonora altamente adrenalínica. Pero a medida que avanza, sus ripios  se vuelven evidentes y hacen que el espectador pierda interés en el concepto principal. El guión toma decisiones erradas, abusando de los estereotipos juveniles, la chica popular, el nerd, el galán , el deportista. Mientras la historia avanza, notamos que todos estos grandes temas, estos conceptos que dan fuerza a la historia, son simplemente nombrados, anunciados pero jamás profundizados.

nervegif2

Si bien Emma Roberts intenta mantener a flote un personaje poco interesante, su contraparte, Dave Franco (hermano de James Franco), demuestra una vez más que su apellido lo ha llevado más lejos que su talento. El guión es descuidado en los pequeños detalles, y los personajes segundarios carecen de peso, y por momentos sus diálogos son completamente irrelevantes.

La película intenta dar una mirada crítica sobre el uso de las tecnologías imperantes en una generación; de la misma forma que en los ‘70  lo fue “Network” de Sidney Lumet, y hace sólo unos años lo fue “Black Mirror”, la serie de BBC.  Ambas enfrentan a una generación con los peligros de la tecnología que dirige sus vidas. Logran exponer las fallas del sistema y, al mismo tiempo, los peligros de rendir nuestra voluntad a los caprichos sociales expresados por estas nuevas tecnologías. Pero en “Nerve” no encontramos nada de esto, o por lo menos no en la profundidad esperada. Al terminar queda la sensación que pasamos la oportunidad de reflexionar sobre una generación alienada por las tecnologías, a una historia poco creíble, poco interesante, que nunca tiene la valentía de adentrarse en los complejos terrenos de la crítica social.

nervegif1

Tampoco funciona del todo como thriller. Intenta crear expectación sobre la real naturaleza del juego, para finalmente ofrecernos algunas lecciones morales de bajo calibre.

Tal vez lo rescatable  de la historia se encuentra en su acertada descripción de la falsedad de las relaciones humanas cuando de por medio existen filtros tecnológicos. “Vee” y sus amigos confían su bienestar a personas que son anónimas, y que les profesan amor u odio dependiendo del momento. Pero la misma naturaleza del juego, siempre buscando poner a los “Jugadores” en las peores situaciones, revela que, tras cada pantalla, existen sólo individuos buscando satisfacción personal sin ningún interés real en el bienestar del otro.

Nerve5

 

Si bien no es un desastre ni mucho menos, “Nerve” podría haber sido una película más interesante o entretenida, pero cae en la tentación de poner la forma sobre el fondo, fallando en ambas. Ofrece 96 minutos de decente entretención, siempre y cuando no esperemos que ésta sea la película que nos obligue a soltar el celular y comenzar a mirarlo con cierta desconfianza.

¡Comenta!