Assassin´s Creed: Una saga que apuesta a volver.

Recuerdo cuando jugué el primer Assassin´s Creed en PS3 y ¡Wow! Sí que fue una obra maestra.  Solo puedo imaginar la reunión creativa detrás de la premisa del juego:

  • ¡Tengo una idea señor líder de equipo… pero es un poco mezcla de muchas cosas!
  • Adelante: cuéntanos tu idea… a esta altura ya se debe haber hecho.
  • Los templarios han estado en guerra desde tiempos inmemoriales con un credo de asesinos que luchan por la libertad. Los malos tienen esta máquina que permite acceder a las memorias genéticas de sus descendientes y la utilizan para localizar un fragmento del edén que es en verdad un artefacto extraterrestre que dejaron en la tierra sus antiguos habitantes que nos usaban como esclavos y bueno… hay Parkour.
  • Retiro lo dicho… ¡Hagan a este hombre Vice-Presidente ejecutivo inmediatamente!

Aunque suene como una amalgama de muchos temas inconexos, la idea propuesta para el primer juego fue muy sólida, logrando captar la atención y envolvernos con sus misterios. Esta re-interpretación de la historia de la humanidad a la luz de una batalla sin fin entre Templarios y Asesinos además dejaba un extraño sabor de realidad, al mezclar creíblemente personajes que existieron con este rico universo de fantasía.  La trilogía de Juegos que siguió al original, donde encarnamos a Ezio Auditore vino a ampliar el argumento inicial y dar cierre a la etapa dorada de la franquicia [Especialmente los primeros dos].

Confieso que tras terminar Assassin´s Creed II salí a recorrer Santiago con un polerón con capucha, observando cada iglesia e imaginando por qué lado las podría escalar. Por supuesto que la condición física no acompañaba, pero no costaba nada soñar. Comencé a pensar qué figuras de la historia podrían haber sido Templarios y cuáles Asesinos ¡Todo calzaba! Y es que cuando un juego está hecho con cariño y consistencia realmente logra atraparte en su mundo.

Lamentablemente Ubisoft exigió a “la gallina de los huevos de oro” ofreciéndonos una seguidilla de lanzamientos, cada vez más cercanos entre sí, repetitivos y con menor calidad. La saga comenzó a recibir prácticamente una entrega por año, sumándole los spin-offs para móviles y consolas portátiles. La “Assassin´s Manía” comenzaba a quedarse sin ideas. Desde el “Assassin´s Americanino” al “Assassin´s Piratas” obtuvimos aventuras que reciclaban elementos de las anteriores sin el carisma que había hecho brillar a la trilogía original.

Quizás el capítulo más oscuro en esta historia fue “Assassin´s Creed Unity”, primer lanzamiento para la generación actual de consolas, y que ciertamente no estuvo a la altura. Fuimos testigos de problemas técnicos y algunos de los “bugs” más célebres de la historia.

 

A pesar que la siguiente entrega “Assassin´s Creed Syndicate” era bastante superior en calidad e introducía algunas novedades, debió soportar la carga negativa que había dejado su predecesor y el agotamiento que las entregas anteriores sembraron en el público.

Sumemos a esto su incursión en el cine con: Assassin´s Creed (Justin Kurzel, 2016) que si bien tiene algunos elementos rescatables, en general no logró ganarse un lugar con los fanáticos del cine ni con los seguidores del Video Juego.

En resumen tenemos una relación bastante ambivalente con la franquicia: Por un lado nos regaló momentos épicos y nos hizo soñar con un mundo donde existen los héroes que luchan por la libertad [Asesinos, pero héroes al fin]. Pero a ratos también nos desilusionó haciéndonos perder la fe en la saga.  Parece el momento para que Ubisoft intente ganarse nuevamente el favor de los fans con una propuesta novedosa pero que mantenga la esencia que hizo enamorarnos del Credo en primer lugar.

 

¿Qué esperamos de Assassin´s Creed Origins?

Ya hemos visto algunos adelantos del juego y se ve bastante apetitoso. Revisemos qué promesas tendrá que cumplir Assassin´s Creed Origins para revivir la llama en nuestros corazones:

En primer lugar: Una Historia interesante que logre cautivar nuestra imaginación. Con este episodio desarrollándose en el antiguo Egipto no parece una tarea difícil, y es que se trata de un lugar y época histórica que por sí mismos invitan a ser explorados. La cultura y religión de los antiguos siempre ha estado rodeada de misterio, magia e inmortalidad. Esperemos que el guion saque partido de esta tremenda oportunidad. #QueAparezcaCleopatra.

Otro aspecto que Origins debe mejorar es la estructura de misiones. Es muy importante que presenten la historia a través de misiones de peso y coherentes con la trama principal. Queremos aventuras que tengan impacto en el desarrollo de la aventura y con valor épico. Ya tuvimos suficientes secundarias de relleno, como juntar plumas y despegar carteles de “Se busca” [Que por cierto estaban tan escondidos que dudo alguien los viera].

En cuanto a la jugabilidad, nos gustaría ver más elementos RPG. Hoy en día hasta Lara Croft sube de nivel y obtiene “perks” así que: Por qué no tener un Asesino más personalizable y poder elegir a través de un árbol de habilidades más complejo qué tipo de matón queremos ser. Ubisoft ya ha confirmado que habrá un sistema de mejora de personaje y también de crafteo de equipo. Sería excelente tener un nivel de personalización tipo Fallout o Skyrim y poder armar a nuestro personaje y su arsenal a medida. Esperamos que no se trate de un desarrollo tipo Far Cry o Horizon Zero Dawn donde finalmente terminas adquiriendo todos los talentos disponibles, eligiendo solamente cuál va primero y cuál después.

Con respecto al sistema de combate, hay que decirlo: Necesitamos un cambio. Si bien en un comienzo fue novedoso, el estilo de lucha de nuestros asesinos necesita una segunda vuelta. Títulos como Shadow of Mordor lograron un combate sigiloso y asesinatos mucho más trabajados, mientras que entregas como Batman Arkham Knight o Mad Max perfeccionaron las peleas grupales. Para esta entrega Assassin´s Creed ha querido ponerse a la altura y hemos podido ver un cambio sustancial en el estilo de combate. Al parecer se ha optado por enfrentamientos más cercanos, con una vista desde encima del hombro [A lo Horion Zero Dawn o lo que hemos podido ver de God of War 4] favoreciendo una sensación de combate más envolvente y dinámica.

Otro punto a favor, si los adelantos resultan ser ciertos, son tremendos jefazos finales. Guardando las distancias por supuesto, podrían estar acercando las batallas finales a un nivel más épico, con una orientación al estilo Dark Souls o Bloodborne [Repito: Guardando las distancias].  Al parecer lucharemos no sólo con humanos, sino también con bestias míticas como serpientes gigantes [El pasatiempo del querido Arnold antes de ser Gobernador de California].

Esto le agregaría un elemento refrescante a la saga, ya que hasta ahora los jefes de la serie han sido bastante repetitivos [Templario Español, Templario Papa, Templario Inglés, Templario Pirata].

Lo que promete bastante es el diseño del mundo: Mucha actividad, colores brillantes, movimiento y animales. Algo que quizás Ubisoft intenta rescatar de su saga Far Cry [Especialmente Primal] y aunque no parezca relevante para la historia, la presencia de un entorno orgánico ayuda a la ilusión de realidad. #QueremosMontarCamellos.

EN RESUMEN

Es el momento preciso para que Ubisoft brille nuevamente y nos traiga de vuelta la magia de los Asesinos. Por lo que hemos podido ver hasta el momento se vienen cambios estructurales en el diseño de juego, en otras palabras: no obtendremos un nuevo “skin” para el juego anterior.

Esperamos sinceramente que todos nuestros deseos se cumplan y este fin de semana cuando probemos Assassin´s Creed Origins en #FestiGame saltemos de alegría y podamos darle la bienvenida de vuelta a ese sitio especial en nuestro corazoncito gamer.

 

 

¡Comenta!