Los Video Juegos no sólo tratan de diversión y destrucción, también nos entregan valiosas lecciones de vida, como por ejemplo: ahorrar oro para invertir en mejor equipo, no llevar más de lo que puedas cargar y por supuesto una de las más importantes enseñanzas que una mala experiencia nos podría dejar: Nunca, pero nunca, participar en un “carrete” de proporciones épicas si vamos a hacer algo importante al día siguiente. Prepara el consomé, el migranol y acompáñanos a recordar algunas de las peores resacas en el mundo de los Video Juegos. Salud.

Skyrim: Una noche inolvidable

Imagina que despiertas un día para descubrir que los Dragones existen, quieren hacer barbacoa de los pobres aldeanos y que tú eres él o la elegida, “Sangre de Dragón” portador del poder para detenerlos. Tu sexy y fortachón personaje seguro parece capaz de aguantar un par de copas… ¿No? Después de todo carga con su armadura, un montón de hachas, tomates, candelabros y cuanta basura recojamos por el camino… maldito mal de Diógenes.

Para nuestra sorpresa, durante una competencia de “cortitos” en un bar de mala muerte sufriremos un “Apagón de Tele” de proporciones tan épicas como nuestra misión de salvar al mundo. Pero bueno, si un completo desconocido te desafía, a tragar “shot” tras “shot” de lo que sea que beban estos respetables bárbaros, por supuesto que aceptaremos el desafío ¿O es muy alcohólico lo que estoy diciendo?

Lo peor de todo es que a la mañana siguiente despertaremos en un templo pidiendo disculpas a la sacerdotisa y ofreciéndonos a limpiar el “despelote” que armamos la noche anterior…cero respeto incluso por los lugares sagrados.

Far Cry 3: Un viaje Psicodélico

Si hay algo que me enamora de Far Cry 3 es cómo explora la vivencia de nuestro protagonista, quién va evolucionando de un “pollito” que no sabe disparar un arma, a un “Rambo” capaz de desarmar un ejército de traficantes y disfrutarlo. Este viaje de auto-descubrimiento no estaría completo sin una experiencia psicodélica – extrasensorial propulsada por la toxina de un hongo.

Todo parte “normal” ya sabes, recorriendo una cueva para encontrar una seta medicinal – Y es que si jugaste Super Mario Bros tienes claro que los honguitos te hacen grande. Ahora, cuando accidentalmente nos ponemos en contacto con estas “sospechosas callampas tropicales todo se pone “shuper loco ashí” y vivimos una experiencia de profunda conexión “pachamámica”. ¿Quién diría que salir a recoger plantas sería tan divertido?.

Mass Effect: El lado poco glamoroso de beber

La ópera espacial por excelencia del mundo de los Video Juegos, un RPG de acción con un guion profundo y extenso donde se juega el destino de la galaxia ¿No podía estar fuera la opción de emborracharse, verdad? Y es que ser el Comandante Sheppard es un trabajo estresante que demanda un relajo ocasional,y qué mejor si es en un club alienígena con música tecno.

Si se nos pasa la mano con el licor espacial despertaremos, generalmente en un baño, abrazando al “ídolo de loza” con cara de “¿Quién soy y qué demonios hago aquí?”. La situación incluso llega a complicarse cuando cierto barman Batariano intenta “pasarse de listo” y nos sirve un cóctel tan “cabezón” que casi nos manda al cielo de los borrachos permanentemente.

Si algo aprenderemos de las desventuras de nuestro comandante es que si vas a salvar al universo no bebas.

¿Recuerdas alguna otra ocasión donde nuestro héroe o heroína de turno terminara con una resaca infernal? Cuéntanos en los comentarios y no olvides darle “Like” y “compartir” si esta columna te pareció entretenida.

Buena Semana a Tod@s!!

¡Comenta!