Electronic Arts es de esas empresas de video juegos que a esta altura sentimos que han estado desde siempre con nosotros. Nadie puede olvidar su clásico “EA is in the game” de juegos de deportes de antaño como el FIFA 98 o algunos de los primeros Sims. Pero EA es más que eso. Tiene un catálogo de videojuegos tan amplio que hasta podríamos hablar de un crecimiento en conjunto con el video jugador de hoy en día. Es de esas compañías que a punta de garras y dientes se ha tratado de mantener en el ojo de los espectadores hasta hoy en día. Y hasta hace un par de días le estaba resultando y eso se puede apreciar en los juegos que tienen: Medal of Honor, Need For Speed, Titanfall, series de UFC, incluso son partícipes de juegos como Mass Effect y durante los últimos dos años formaron parte de lo que ha sido Star Wars Battlefront. ¿Pero qué pasó ahí?

La polémica de EA

Para el que no lo sepa, esta es la teleserie del momento a nivel Videojuegos y Social Media:

Resulta que el buen EA hace una semana liberó un “trial” para que algunos jugadores pudieran probar el juego por 10 horas antes de su estreno el 17 de Noviembre. Cabe destacar que mucha gente ya lo había pre ordenado, así que estaban todos con mucha expectativa, qué cosas tendrían y todas las sorpresas que se llevarían al jugarlo. “Sorpresas” es la palabra clave en este asunto.

Mucho cambió desde Battlefront I. En lugar del Season Pass para poder jugar a nivel Online y conseguir ciertas recompensas, los jugadores ahora tendrían acceso a “Loot Boxes” (algo así como abrir una caja secreta y obtener lo que salga, sin saber qué te podría tocar) por un “módico precio”.

Si bien hay muchos juegos que usan el sistema de loot boxes (¿Aló, Overwatch, Call Of Duty?), Battlefront lo utilizaría como la principal forma de mejora en el juego, dejando el acceso a ítems y naves prácticamente al azar y por el pago de estas cajas.

Las cajas de la discordia.

El descontento de los jugadores y la desconfianza por estas medidas no se hizo esperar. Aún más después de que quienes compraron el juego en “preorder” debieron pagar 80 dólares, a lo que ahora se sumaba un sistema de loot boxes. Pero si sentían que esto terminaba aquí, vayan a buscar cabritas porque lo mejor está por venir.

Lo que realmente colmó la paciencia de la gente fue saber que muchos de los héroes utilizables dentro del juego estaban “bloqueados” y para poder utilizarlos necesitarían pagar 60.000 créditos o algo así como 40 horas de In Game por cada uno. En pocas palabras, EA te dice “páganos los 80 dólares para tener el 80% del contenido bloqueado, pero puedes pagar créditos y loot boxes para empezar a comprar y mejorar en el juego”.

Soluciones desesperadas

Al darse cuenta de esto, en  Reddit comenzó un debate sobre cómo EA estaba haciendo las cosas, su modelo de negocios de micro transacciones, y la forma en que eso los perjudicaba. Una vez escuchada la queja, EA decidió bajar en un 75% el precio de todas las transacciones, disminuyendo también en 75% la cantidad de créditos que se podían ganar en el juego.

Incluso con la participación del CM de EA en Reddit, la situación no parecía mejorar. Muchos se pusieron de acuerdo y empezaron a cancelar su “preorder” como método de protesta al sistema de micro transacciones que la empresa quería implementar en el juego.

Con el día del estreno muy cerca, EA decidió hacer un AMA (Ask Me Anything) en Reddit para intentar explicar de manera más instantánea y personal, para que la gente entendiera sus razones, el cual debieron cerrar porque “la gente era demasiado hostil”.

Soeren Kamper, un jugador que tuvo acceso a las 10 horas de juego previo al día de estreno, hizo unos cálculos que impactaron a la comunidad gamer. Resulta que para poder desbloquear TODO el contenido bloqueado, un jugador necesitaría 4500 horas de juego o gastarse cerca de 2100 dólares, sin contar los 80 que ya habían pagado por el juego.

De aquí en adelante las cancelaciones de las preventas se intensificaron, las quejas en Redes Sociales no se hicieron esperar y horas antes de que el juego saliera a la venta EA anunciaba que las micro transacciones serian eliminadas hasta que DICE, (la empresa desarrolladora del juego) ideara de alguna manera cómo implementarlas de manera constructiva al juego y los jugadores.

Pero no hay que celebrar mucho. Las micro transacciones volverán y no en forma de fichas específicamente. EA no va  a dar su brazo a torcer en cuanto a su modelo de negocio y la pelea por el juego podría comenzar de nuevo.

Lo llamativo de esto es la imagen que le queda a una empresa como EA, porque ahora cada vez que saquen algún juego nuevo serán vistos bajo la lupa por la comunidad gamer. ¿Será que la era de EA en Battlefront termina acá? ¿O quizás Battlefront no alcance a ver una trilogía? ¿Qué opinan ustedes?

¡Comenta!