Tres cosas antes de empezar: 1) Ver el capítulo de anoche me costó seis cigarrillos, una cerveza y una agüita de melissa; 2) Es por lejos lo más desesperante que hemos visto de la serie, sigo tiritando y 3) Esto va con spoilers.

Empezamos con cómo cresta se salvaría el bueno de Tyrion y Daenerys, esta vez con la ciudad de Meereen invadida por barcos, cañones y sus pirámides desmoronándose. ¿Iba a volver a sufrir como en otras temporadas “el enano más famoso del mundo”? No. Porque su astucia y esta nueva versión de Khaleesi, más imponente y rabiosa tenía una carta bajo la manga, una que vuela, tira fuego y tiene cientos de machos alfas a caballo con sed de matar y honrar a su nueva reina. Y cual Pepe Grillo, el pequeño Lanister supo manejar la invasión de los Hijos de la Arpía y su necesidad de volver a la esclavitud, porque ese era el trato, y las terribles tradiciones se deben mantener. La madre de los dragones voló con sus gigantes incendiarios, incineró la armada marina, no sin antes, “negociar” la rendición enemiga. Tomas dignas de un videojuego, dragones planeando y demostrando que la fuerza femenina está más potente que nunca en la saga literaria creada por George R. R. Martin. Los líderes son asesinados por Gusano Gris, dejando vivo al representante del pueblo, ese que no tiene linaje monarca, ese que representa el reino que erige Daenerys. Tyron y la rubia en llamas se salvaron. Respiramos, nos calmamos, aún faltaban 45 minutos.

tumblr_o92f5rUTzB1s5m21go2_500

Viajamos a Westeros con un Jon Snow, Sansa y sus amigos salvajes tratando de planear lo in-planeable: derrotar al más detestable y malo maloso de los personajes de la serie desde el mimado Jeffrey Lanister: el mutilador y sanguinario Ramsay Bolton, sádico, carnicero, psicópata, bastardo. El que momentos antes ofreció entregar al más pequeño de los Stark (Rickon), a cambio de la bandera blanca de Snow y volver a estar-violar a su esposa Sansa. Snow lo reta a un combate cuerpo a cuerpo, para que cientos no murieran, Ramsey le dice: “salta peo”. Duerman que mañana comienza la batalla deciden ambos aspirantes a Winterfell. Seis mil contra tres mil, Jon Snow una vez más no sabe nada, el fiel Davos decide caminar en su quizás su última noche (encontrando el cuerpo calcinado de la pequeña Shireen Baratheon y un juguete que los une) y el pelirrojo salvaje Tortmund opta por tomar un copete de leche que suena asqueroso. “Si muero, no me revivan” cita el ex lord comander y jovencito de la serie. “Mis perros llevan siete días sin comer” detalla su némesis. Esto…se…va…a…descontrolar.

tumblr_o923zbCV2r1s5m21go5_250

Luego otro de los personajes reivindicados y redimidos en esta temporada llega a escena, ya menos perro y más humano: Theon Greyjoy. Acompañado de su hermana, la soberana por honor y sangre de las Islas de Hielo. Juntos deben dejar de lado el afán pirata de su pueblo para aliarse con Khaleesi, quién les asegura seguridad y apoyo en la recuperación de su reino con tal de forjar hermandad. Las damas se dan la mano, nuevamente, ellas tienen la última palabra. Quedaban 30 minutos, había que prepararse.

tumblr_o921lhXcOy1uhpdrfo8_250

Y tenemos el campo de guerra, dos batallones que se enfrentarán. Por un lado Bolton repleto de arqueros y con cuerpos en llamas y crucificados al revés para atemorizar a sus rivales, como su escudo de armada lo evoca. Por el otro, los buenos, en minoría, con el último gigante libre en primera línea. Escenas en detalle, campos nublados, barro y una angustia por cada segundo que vendrá. Ramsey libera a Rickon, “corre hasta encontrar a Snow“, el pequeño corre, Snow va por él, solo, como William Wallace y Aragorn, y en este tránsito el muy maldito Bolton le lanza flechas para dar con alguno de los Stark. Y se pitea al adolescente, acto que no da tanta pena porque con suerte dijo tres diálogos en el total de las temporadas. Jon Snow desenfunda su espada, hirviendo, vengativo, espera a cientos de soldados que van por él. Temblamos, sudamos, de verdad no puede volver a morir. Pero la retaguardia, su ejército de salvajes y los 62 soldados de su prima chica, le cubren la espalda y comienza el combate. Qué México contra Chile, qué Cavaliers versus Warriors, la guerra de los Bastardos era la GRAN pelea del fin de semana. El team Snow se ve mal, cortes de cabeza, escenas de acción de una producción alucinante, ritmo trepidante, y la desesperanza que crece y crece al ver a los héroes caer como moscas. El team Bolton hace una estrategia espartana, con escudos y lanzas que acorralan, se forman cerros de muertos y mutilados, Snow se ahoga y casi ve la luz con el montoncito de fiambres. Y cuando el fin llegaba, cuando no quedaba aire. Aparece doña Sansa con el ejército de Meñique, que nos susurra que algo abominable cobrará por tal favor. Los buenos comienzan a ganar, Snow corre en busca de Ramsey, su amigo el gigante destroza el castillo, winter is fucking coming Ramsey. El gigante cae acribillado, héroe para toda la vida. Jon enfrenta las flechas de Bolton, se abalanza, vamo´a peliar terrible brígido resonaba en millones de espectadores, y gracias al Dios de las mil caras el capitán Snow con escudo y combos le parte la cara al animal. Se izan las banderas Stark, se cumplió la hora, suspiramos, estamos bien los…por lo menos Sansa y Jon Snow.

tumblr_o91yt3xzUt1t1bfwbo2_500

Último acto. Ramsey amordazado y en una silla, ensangrentado. Sansa, oscura, con cuática, imponente. “Nadie sabrá de tu nombre“, “tus perros llevan siete días sin comer”, entra un kan negro cual Gary Medel contra Messi, lo mira, y escuchamos los gritos desgarradores, por fin, sí, por fin…de Ramsey. Los perros son hermanos de los lobos. Ramsey Bolton, era. Porque señoras y señores, en este noveno capítulo (que si recopilamos es siempre el más pulento de todas las temporadas), las mujeres son las que la llevan. Un episodio épico, histórico, con una construcción de guión y montaje de una superproducción, para el público, para la galera fan, para descansar feliz por raro que parezca en el estilo Game of Thrones. Necesitaremos un ravotril para calmar tanta sangre y latido.

tumblr_o9278lBolD1s5m21go4_250tumblr_o91yw9YL0j1s5m21go1_250

tumblr_o91yw9YL0j1s5m21go7_250

¡Comenta!