A esta altura no es extraño que youtubers publiquen sus propios libros. De hecho, estos suelen ser de gran venta, debido a la fama de sus autores que se reflejan de alguna forma en los millones de suscriptores que suelen tener en sus canales de Youtube.

Editorial Planeta no se queda atrás y nos trae como novedad «El fin del Mundo puede esperar», de Makiman. El autor tiene más de 4 millones de suscriptores, en su canal donde tiene retos, habla de videojuegos, superhéroes, entre otras cosas.

El protagonista del libro es él mismo, un personaje que vive en Los Ángeles, una ciudad en donde sus habitantes no se preocupan de lo que ocurra a su alrededor; todos están pendientes de sí mismos. Además, en la zona se encuentra el Club de los Superhéroes, que se organizan para combatir el crimen organizado.

Makiman vive con su perro, Thor. Muy seguido ve a su vecina, más que amiga, compañera de piso Patty; quien un día le confiesa a  su amigo que está sufriendo una terrible y muy extraña enfermedad, y que para tratarla debe seguir un tratamiento millonario, muy difícil de costear.

Es en este momento en que a Makiman le florece un sentimiento de angustia por saber cómo ayudar a su amiga. Aquí recuerda un aviso que había leído hace un día: «¿Quiere ser joven para siempre?», decía el artículo. Se trataba de un experimento que estaban realizando unos científicos y que daban bastante dinero a quien se atreviera a ser el conejillo de indias.

A Makiman le entregan un frasco con gomitas de colores, las que debe comer una cada 24 horas y anotar todos los efectos secundarios que note durante este proceso. Al comer una gomita color verde empieza a notar mareos, náuseas, cambio de color en la piel entre otros especiales cambios. Es en estos momentos en que Makiman comienza a tener superfuerza, pero él no se da cuenta de inmediato.

“Makiman se acerca, toma el sofá con una sola mano y lo pone en el suelo. Los ancianos estupefactos, sin decir nada”.

Aquí nuestro protagonista decide al otro día volver al laboratorio en donde le pasaron el frasquito con gomitas de colores, pero se encuentra con la sorpresa de que el edificio está casi como si hubiese estallado una bomba dentro, pues un chimpancé, Manolo, con el cual experimentaban en las instalaciones del edificio, ha desarrollado una inteligencia superior nunca antes vista y amenaza con destruir la raza humana creando, a través de los científicos que tiene como esclavos, un virus para llegar a su objetivo.

“Dos pisos más arriba, en el área en donde Manolo ha montado su pequeño reino del terror, el chimpancé sonríe satisfecho ante el profesor Marisma, que continúa encerrado, como los otros rehenes, en una jaula maloliente”.

Acá Makinan adquiere un protagonismo impensado, ya que él es el elegido para poder derrotar a Manolo y que este no puede cumplir su malévolo plan. Para eso, deberá comer más gomitas y así ver qué otros poderes vienen a él para desarrollar un plan y poder derrotar a Manolo. ¿Lo logrará?

«El fin del mundo puede esperar» es una novela ilustrada con mucha aventura y escrito de manera sencilla y rápida de leer. En sus 192 páginas serás testigo de una historia peculiar de un chico común y corriente que de un día para otro comienza a experimentar cambios nunca antes visto en su vida con un único objetivo: salvar la vida de Patty, su amiga especial.

 

¡Comenta!