¿Me creerías si te digo que hace aproximadamente 6 años antes de la Guerra del Pacífico se organizó un servicio secreto en Chile? Sí, espías como el mismísimo James bond ya existían en nuestro país. ¿Se imaginan cómo estaba formado este servicio secreto en los años 1870? ¿Qué hacían? Bueno, aquí les contaremos un poco de esto.

Guillermo Parvex es autor del exitoso libro «Un veterano de tres guerras», que tuvo más de 60 mil ejemplares vendidos y forma parte de la Academia de Historia Militar. Ahora, los amigos de Penguin Random House nos traen el nuevo libro de Parvex titulado «Servicio secreto chileno en la Guerra del Pacífico».

Este último libro nos habla de la desconocida historia de los espías chilenos durante la Guerra del Pacífico. Antes de la guerra, el ambiente político y social entre Perú, Bolivia y Chile era de una tensión tremenda, especialmente porque el nuevo gobernante boliviano, Agustín Morales, declaró nulos todos los tratados firmados por su antecesor.

Esta tensión empeora aún más cuando el embajador de Chile en Perú, Joaquín Godoy Cruz, se entera de la existencia del Tratado de Alianza militar secreto entre Perú y Bolivia, con el objetivo de imponer a Chile las fronteras convenientes a Perú, Bolivia y Argentina.

Es en este momento en que nace el Servicio Secreto chileno, de la mano del embajador Godoy Cruz, quien cree que es justo y necesario formar una red de espías para informar a Chile del estado de esta situación que lo mantiene con muchas desventajas.

Es aquí en adelante cuando los espías trabajando para Chile comienzan a emitir mensajes, algunos con un método de cifrado alfanumérico, informando de las características de la geografía de los países vecinos y sobre cómo estaban conformadas las tropas peruanas y bolivianas.

Se nota que hay mucha investigación detrás de esta publicación, pues el autor se dio el trabajo de trascribir cada carta enviada por los diferentes espías chilenos a nuestro país. Asimismo, existe un listado de nombres de militares que según el autor, no han sido o no han tenido el reconocimiento que se merecen.

Además, reconoce al mismísimo Alberto Blest Gana, considerado el padre de la novela chilena, como uno de los grandes aportes dentro del servicio secreto chileno y la descripción de ciertos acorazados que iban a ser adquiridos por Perú y que los espías chilenos lograron frenar esta situación en más de una vez.

El libro de Parvex también destaca la participación de chinos culíes en el levantamiento de información de las zonas escogidas para el desembarco de las divisiones chilenas.

Si te interesa y disfrutas del mundo militar, este libro te gustará mucho. Reconocer a ciertos personajes por una faceta muy distinta a la que estábamos acostumbrado verlos es sin duda un aporte más a los anales de nuestra historia. “Servicio secreto chileno en la Guerra del Pacífico” lo puedes encontrar en las mejores librerías del país.

¡Comenta!