“ Han pasado siglos desde que la vimos por última vez – dijo mamá, que estaba ocupada haciendo una tarta para celebrar la llegada de Mirabella. Removía la masa con su varita mágica y salían del cuenco pequeñas chispas.”

Isadora Moon tiene una familia muy particular, su papá es un vampiro y su mamá un hada, por eso Isadora tiene un poquito de los dos, al igual que su prima quien se encuentra de vacaciones y pasará una semana con la familia Moon. Mirabella es mitad bruja y mitad hada como su prima Isadora, que estaba muy ansiosa de que llegara y que además tenía un panorama de juegos para divertirse, pero resulta que Mirabella no pensaba igual, siendo mitad bruja cargaba en su maleta un pequeño caldero de viaje en donde preparó una poción para encogerse y asi poder jugar en la casa de muñecas y poder deslizarse por el tobogán que anteriormente habían instalado.

Todo comenzó con una pequeña mentira a su madre y el pequeño desastre que habían dejado en su cuarto, sin mencionar a Pinky que ahora tenía el tamaño de un botón. Así su prima siguió mintiendo a los padres de Isadora para encubrir sus travesuras sin dejarle opción a su prima para aclarar la situación, claramente las cosas se comienzan a complicar cuando Isadora llega con un dragón a la clase donde nada salió como ella esperaba.

Sin duda las aventuras de Isadora Moon son un verdadero deleite a la vista con las muy certera ilustraciones de Harriet Muncaster en rosa y negro, además de nuestra querida protagonista “mitad hada, mitad vampiro, ¡totalmente única!” quien en cada libro nos cuenta una entretenida vida de ser alguien diferente, aunque esta vez el libro resulta un poco flojo e Isadora se encuentra en apuros por su prima que no tiene problemas en mentir sin sentir una pizca de remordimiento. Aunque parece un buen libro si quieres enseñar a los mas pequeños que mentir no es bueno y siempre se deben tener precauciones antes de hacer pociones en un caldero y llevar dragones a la sala de clases.

Por esa razón me parece un libro encantador, lleno de magia, fantasía y una lección muy importante, que ya puedes encontrar en las librerías gracias a Random House.

¡Comenta!