Ni en nuestras mayores fantasías nerds nos imaginamos a Zack, el Power Ranger Negro manteniendo una amable conversación con Superman, o combatiendo con Batman. Pero aquí estamos, viendo cómo esta nueva aventura de la Liga de la Justicia toma lugar en Angel Grove (y uno como que lo lee y le dan cosas en la guata), donde nos encontramos con la primera formación de Power Rangers (Sí, Zack, Billy, Trini, Kimberly, Jason y Tommy) que buscan a Alpha 5 por orden de Zordon, pero una vez que creen encontrarlo… No les puedo contar más.

El Villano en cuestión es Lord Zedd y algunos aún tenemos la esperanza de encontrar a Rita en los siguientes números. Una de las cosas que más me gustaron fue que visualmente no dista mucho de la versión “original”, ni los trajes de los Rangers, ni los villanos vistos hasta ahora, incluso los famosos Patrulleros han cambiado muy poco, entonces es mucho más bakan leerlo.

Respecto a lo que se puede contar del argumento, los rumores de un “choque de dimensiones” eran ciertos. Los Rangers llegan al universo DC y todo parece indicar que la Liga los acompañará de vuelta. Es entretenido ver cómo se comparan estas dos clases de superhéroes tan dispares, sobre todo en el modo de trabajar.

De lo que leí, me atrevo a decir que este trabajo de Tom Taylor y Stephen Byrnes tiene chance de convertirse en una buena historia, ya que hasta el momento ha enfrentado a estos dos increíbles grupos en armas y también en estilos, y eso -en lo personal -ha sido increíble de ver.

¿De qué manera DC podría generar nuevas alianzas de héroes? ¿Será que veremos a Lord Zedd hablando con Lex Luthor?

¡Comenta!