Esta semana comenzó a publicarse lo que será el enfrentamiento más esperado en el Universo DC. Luego de un controvertido paso por el cine, el año de Suicide Squad ha sido más bien complejo. Por otra parte, con unos prometedores avances, la Liga de la Justicia pareciera ser lo que muchos llevábamos pidiendo a los dioses en materia de películas. ¿Pero qué pasa en los Cómics?

Juntos, pero jamás revueltos

Enfrentar a la Liga de la Justicia con el Suicide Squad no es sólo una batalla entre dos bandos, sino una pelea ideológica. Descolocados ante la idea de que los enemigos que ellos mismos se esmeran en atrapar sean “liberados” para ejercer como justicieros, es una lógica que no cabe en la cabeza de la Liga de la Justicia. Por eso una vez que descubren al Suicide Squad, deciden enfrentarlos y disolver la iniciativa. El Escuadrón se opone, y la orden de Waller es simplemente “que la Liga no los atrape vivos, sino morirán”. Ante esto aparece una de las diferencias clásicas de ambos bandos: la Liga de la Justicia no mata, pero el escuadrón sí.

Otra cosa es Harley Quinn 

Durante todo el 2016, la chiquilla ha sido tema recurrente, por lo que yo interpreto su inclusión al Suicide Squad como un gran lavado de imagen. Y funciona.

Dentro del escuadrón, Harley actúa segura, tranquila, mostrando incluso cierto liderazgo, y se agradece. Si bien sus diálogos son igual de absurdos, ya no cae en la caricatura o en lo infantil, y eso la vuelve un personaje más atractivo. Veamos cómo logra confrontar a Wonder Woman.

Para ser un primer número promete, ya que al parecer ambos equipos deberán aprender a trabajar juntos contra un enemigo en común (que igual fue spoileado en la tapa del número dos). Me gusta ver los estilos claramente distintos de ambos grupos, la prolijidad y la nobleza de la Liga versus este desorden egoísta y constante del Suicide Squad. Los diálogos llenos de modismos contra los mensajes estructurados y al parecer de otro linaje. Son sutilezas que demuestran lo bien demarcados que están los personajes.

 

¡Comenta!