Este fin de semana se realizó la Súper Cómic Zone, el evento nerd gratuito más grande de Santiago y principal panorama para celebrar el 12 aniversario de la Biblioteca de Santiago. Charlas, stands, campeonato de videojuegos, venta de libros, y mucho más se vivió el pasado 11 y 12 de noviembre.

En el lugar me tocó hablar con el gran Gonzalo Martínez, a raíz de su última publicación en conjunto con Francisco Ortega: Álex Nemo y la hermandad del Nautilus. Pero en la conversación hablamos de eso y mucho más: el proceso creativo de sus trabajos, sobre el estado de la historieta chilena, sus proyectos a futuro y… de Mocha Dick.

Creo que es justo y necesario hacerles una reseña de esta magnífica novela gráfica, que estuvo presente en la Cómic con San Diego, junto a otras obras nacionales, la que ya tiene su reedición, de la mano de Editorial Planeta y que sigue más vigente que nunca.

Mocha Dick: La leyenda de la ballena blanca, de Francisco Ortega y Gonzalo Martínez fue publicada el año 2012 y fue ganadora del Premio Marta Brunet 2013, en la categoría Literatura infantil y juvenil, galardón que fue entregado por el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes.

 La historia comienza con una terrible tormenta que azota a Tomé en 1889, que trajo destrucción y, a su vez, el regreso de una vieja historia. En ese momento se encontraba Caleb Hienam, un viejo que recuerda que a la edad 15 años debió iniciar una tradición familiar que lo llevó a viajar por el mar: ir a la caza de ballenas.

En aquella época, a bordo del ballenero Dauphín, Hienam conoce a Aliro Leftraru, descendiente del pueblo Mapuche, que junto con a él iniciarán una aventura marítima y formarán una sólida amistad.

Todo iba bien hasta cuando encuentran restos de la embarcación Essex, junto a un par de sobrevivientes. El capitán George Pollard sobreviviente de dicha embarcación, les comenta que fueron atacados por la ballena más monstruosa nunca antes vista por ellos.

Aquí Aliro y Caleb conocen la leyenda mapuche de la «Mocha: La madre de todas las ballenas» e inician una travesía para evitar la caza indiscriminada de ballenas, lo que los lleva a una aventura que no estará ajeno de desgracias.

Este libro está basado en hechos reales y documentados del avistamiento de un gran cachalote frente a las costas de la isla Mocha, de ahí el nombre de Mocha Dick, y del hundimiento del ballenero Essex, en 1820. Asimismo, cuenta con un glosario que nos ayudará  entender nombres o elementos que podemos no conocer.

Este ejemplar ayuda de alguna manera a conocer una historia que no es tan difundida en nuestro país. Personalmente yo no conocía nada de esta ballena o de lo ocurrido con el ballenero Essex antes de leer esta novela gráfica. Se dice que Mocha Dick sobrevivió a más de 100 escaramuzas que intentaban poner fin a su existencia.

Cabe mencionar que se dice que el escritor estadounidense Herman Melville se basó de este hecho para escribir la monumental obra llamada Moby Dick.

 

¡Comenta!