Aún estamos en conflicto, ¿es un Remake o un Remaster? Quizás no tenga la respuesta definitiva, pero sí tengo una pequeña idea de lo que puede ser.

Estéticamente Shadow of the Colossus es un remake con todas sus letras, lo que diferencia a los remaster es solo que cambian su resolución al HD, pero en este caso todo se hizo desde cero. Por otro lado la historia y la jugabilidad siguen siendo las mismas que su primera versión, por lo que se le puede tomar como un remaster ya que cambian poco y nada. Sin embargo, después de esta reflexión que no importa mucho, empezamos con la reseña de este interesante híbrido.

LA VUELTA DE WANDER

La historia ya es conocida, el viaje de este joven junto con su fiel corcel Agro para despertar a la doncella Mono. Durante el transcurso de la travesía Wander deberá derrotar a 16 colosos para lograr su objetivo, cada uno con sus diferentes puntos débiles y habilidades. Una obra de arte que perdura durante el tiempo.

Los controles del videojuego siguen siendo iguales a los de antes, por lo que su jugabilidad se siente dura y la cámara un poco porfiada, así que ve preparado para esa batalla (cosa que no le quita la genialidad al juego). Gráficamente es lo que más se ha mejorado en este juego, las texturas se ven totalmente realistas y los movimientos del entorno están bastante bien – Cuando jueguen fíjense en el pasto y los pelos de los colosos, notaran lo trabajado que esta-.

Una de las nuevas funciones del titulo es el modo foto, con esto podrán crear una imagen que quisieras tener de fondo de pantalla. Tiene muchas opciones para hacer la foto más profesional de tu vida.

Finalizando esta reseña de este gran titulo, no me queda otra cosa más que decirles que ¡Jueguenlo!. El remake le hace total justicia a lo que fue su versión original, así que si quieren probar un juego épico este es el ideal.

¡Nos leemos la Próxima!

¡Comenta!