Los jugadores más jóvenes reconocen en la primera entrega de Resident Evil uno de los precursores del género Survival Horror como lo conocemos: Una historia de suspenso y terror, pocos recursos, resolución de puzles, búsqueda de ítems, todo visto a través de cámaras fijas que acentúan el aspecto cinematográfico.

Permítanme decirles que esta fórmula encuentra sus inicios más atrás en el tiempo y llegó a nosotros en forma de varios disquetes: Estamos hablando del primer “Alone in the Dark” (Infogrames, 1992), un juego adelantando para su época, que presentaba personajes poligonales sobre fondos 2D pre-renderizados, con una trama oscura y misterios que resolver, dónde podíamos combatir con escopeta en mano a zombies, profundos y otras abominaciones.

 

INSPIRACIÓN DE H.P. LOVECRAFT  y EDGARD ALLAN POE

Si estás familiarizado con la mitología de H.P. Lovecraft o disfrutas los misterios y asesinatos de las novelas de Edgard Allan Poe, vas a enamorarte del argumento del juego.

Es 1924, en Luisiana. Todo comienza con el suicidio del pintor Jeremy Hartwood, último morador de la mansión “Decreto”. Se rumorea que la gigantesca casona está habitada por una entidad maligna ya que todos sus dueños han muerto en circunstancias cuando menos sospechosas.

La historia mezcla elementos de “La caída de la Casa de Usher” de Poe y la presencia sobrenatural de criaturas salidas de las páginas del  “Necronomicón” de Lovecraft.

 

 

JUGABILIDAD

Podemos elegir entre dos protagonistas: Edward Carnby un investigador que es enviado a buscar un piano en la mansión para un comerciante de antigüedades, o Emily Hartwood, la sobrina del difunto pintor, quien cree su tío dejó una nota explicando su suicidio en un cajón secreto del piano.

Dentro de la mansión podremos encontrar distintas armas para luchar contra las fuerzas del mal. Si bien podemos establecer un combate directo con varios esbirros, hay ciertas criaturas que solamente podremos vencer utilizando el ingenio e ítems específicos.

La historia es narrada principalmente a través de textos y pistas que vamos encontrando, las cuales nos guiarán hacia el corazón de “Decreto” y la fuerza que se apoderó de ella.

RESUMEN:

Existen títulos más antiguos que podemos situar como los antepasados directos del Survival Horror moderno, como por ejemplo: “Project Firestar” (Dynamix, 1989), que sería el bisabuelo de la saga “Dead Space” o “Sweet Home” (Capcom, 1989) el abuelo de “Resident Evil”.

Sin embargo es “Alone in The Dark” el eslabón perdido entre las aventuras gráficas con imágenes fijas y los entornos 3D de la actualidad, además responsable de  establecer varias de las dinámicas que aún observamos en títulos más actuales.

Si te gusta el género de terror, la literatura de Lovecraft o Poe, o te interesa investigar sobre el origen de tus juegos favoritos, dale una oportunidad a este clásico.

 

 

¡Comenta!