Por muy sofisticados que creamos ser, siempre habrá algún rinconcito en nuestro corazón para los placeres simples de la vida, o momentos en los que queramos dejar el cerebro en pausa y disfrutar sin calentarnos la cabeza. Así tenemos al crítico de cine arte que goza viendo comedias románticas, o al chef que por un día decide almorzar arroz con huevo.

Los videojuegos no están ajenos a esta tendencia, y es así como –aunque no soy muy sofisticado-  me enganché a Broforce.

bro2

Este juego nos pone en el papel de versiones caricaturizadas de héroes de acción (Rambro, por ejemplo, o mr. Anderbro, parodia de Neo, de Matrix) cuya misión es defender a Estados Unidos de supuestas amenazas terroristas.

brof1

Como es natural, esto implica arrasar a sangre y a fuego con todo lo que se encuentre a nuestro paso, para al final de cada etapa asesinar a un mini Satán (probablemente comunista) y tomar el helicóptero que nos llevará al lugar de nuestra próxima masacre.

bro5

Si la premisa suena simple y descerebrada como una película de acción de los ’80… ¡Bingo! Esa es exactamente la atmósfera que el juego busca recrear. En cada etapa tomamos el control de uno de nuestros hipertestosterónicos bros –con sus propias armas y habilidades especiales- elegido al azar. A medida que avanzamos, iremos rescatando “bros” en problemas, los que además de darnos una vida extra, hacen que cambiemos a algún otro personaje que ya hayamos desbloqueado. Se trata de una fórmula simple, dinámica y tremendamente entretenida.

bro4

bro3

Broforce es un juego ideal para tomar después de un día estresante de trabajo o estudio, para hacer explotar soldados genéricos y desactivar el cerebro un rato. Está disponible para Windows, OS X, Linux y en marzo de este año fue lanzado para PS4.

¿Te atreves a intentarlo?

¡Comenta!