Némesis es especial. Ha sido creada -como muchos en su especie -como un arma para proteger a los hijos de la Grandilocuentia, que es una suerte de nobleza interplanetaria. Némesis es una Diabólica, con forma humana, pero diseñada íntegramente con la finalidad de proteger y asesinar. Carece de piedad, compasión o empatía, pero ¿será tan así?

Diabólica es lo nuevo de S.J. Kincaid. Me gusta harto leer autoras vinculadas a estos géneros, así como al horror. Tienen una visión bien particular y Diabólica no es la excepción.

Antes de los Tributos… Había Pájaros Cantores 

Una chica que es menos que perraje decide tomar el lugar de un ser amado para ir a morir en su nombre, en una ciudadela creada para albergar a lo más alto del poder político, que tiene el monopolio de los recursos, por lo que las clases bajas no tienen posibilidad de surgir… ¿Qué clase de Sinsajo es este? Lo sé, lo sé, pero las apariencias engañan, y lo similar no constituye equivalencia. En efecto todo da para caer en el cliché y terminar comparando a Diabólica con los populares Juegos del Hambre (que a su vez fueron comparados con Battle Royale), pero hay elementos anteriores que vale la pena considerar.

Diabólica es Ciencia Ficción tradicional, y una de las cosas que la diferencia de la saga de Suzanne Collins es que no nos sitúa en un terrestre futuro distópico, sino que la igual que Star Wars, prefiere esparcir su miseria política por varios planetas.

Así que antes de situarse como tributo, Némesis podría ser el nuevo Maestro Cantor, como la obra de Orson Scott Card (conocido por “El Juego de Ender”). Un ser creado con la única finalidad de proteger y acompañar, sin saber que guarda en sí misma la clave de una nueva revolución.

La Infaltable Cuestión de Clases 

“La estabilidad del Imperio dependía de aquella división básica entre la Grandilocuentia y el Excedente”.

Una crítica social sin este elemento sería ridícula, y en todo momento persiste esta diferencia de la que Némesis se encuentra como mera espectadora: Técnicamente no es humana, mucho menos podría ser parte de la nobleza o del vasallaje, y sin embargo debe presenciar el enfrentamiento entre estas dos realidades. Un Excedente lleno de rencor y ansias del conocimiento tecnológico que se les ha negado, y a su vez comportarse como un miembro de esta frívola Grandilocuentia que tampoco termina de convencerla.

No les voy a adelantar mucho del libro, porque sería injusto, pero sí les puedo decir que es una historia que rescata lo clásico del género y por eso podría parecer repetitiva y cliché, y aún así incluye elementos nuevos, como la emocionalidad recién descubierta de Némesis, y su relación con otros personajes, su querida Sidonia -a quien está destinada a proteger -y otros personajes como Tyrius Domitrian, heredero al trono y que parte como el príncipe Harry de toda esta cuestión.

Entonces la recomendación es esa, si quiere un título de ciencia ficción, de esos donde la tecnología es equiparable a la magia, con una protagonista con un fuerte mensaje de unión, entonces Diabólica le va a gustar.

¡Comenta!